In Memoriam Adolfo Sánchez Vázquez —

Semblanza de la vida y obra del filósofo marxista hispano-mexicano Adolfo Sánchez Vázquez, elaborada por la Lic. Julia Peñaloza, miembro del Centro de Documentación en Filosofía Latinoamericana e ibérica de la Universidad Autónoma Metropolitana – Unidad Iztapalapa. Fuente: CEFILIBE UAM-I

a través de In Memoriam Adolfo Sánchez Vázquez —

Anuncios

“Sobre la relación entre género y clase” Tithi Bhattacharya —

Tithi Bhattacharya es marxista, feminista y profesora de historia de la Universidad de Purdue, en el Estado de Indiana (EE. UU.). En 2017 editó Social Reproduction Theory. Remapping Class, Recentering Opression, libro que tiene la particularidad de proponerse como una visión marxista de la Teoría de la Reproducción Social. Aquí presentamos una charla en la […]

a través de “Sobre la relación entre género y clase” Tithi Bhattacharya —

En México las escopetas le siguen tirando a los patos

Magú_contra_consulta_NAIM
Cartón de Magú en La Jornada 31-X-18

Alejandro Valle Baeza

Es notable el furor con el que muchos capitalistas y sus voceros han reaccionado ante la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Empecemos con uno que debiera juzgarse delirante, el de Ricardo Alemán en Milenio: “No va contra el aeropuerto va contra el ejército” intitula su artículo quien una vez convocó al asesinato de AMLO, despedido por eso de algunos medios pero recontratado después por la mayoría. La joya escrita por Alemán sostiene que AMLO y Morena quieren imponer una dictadura y para ello necesitan quitar de en medio al ejército que seguramente se opondría: “..Una de las principales medidas de prevención de un potencial alzamiento castrense sería la destrucción de la base aérea de Santa Lucía, misma que el candidato ´morenista´ quiere convertir en el nuevo aeropuerto. De esa manera, la destrucción de la base aérea de Santa Lucía sería el primer paso de la propuesta de Morena para desmantelar instituciones fundamentales como la Sedena, la Marina y la Policía Federal.”

El mismo tono mentiroso y alarmista lo leemos de Aguilar Camín, alguna vez socialdemócrata y hoy miembro de la derecha más extrema. En “El piloto y el aeropuerto”, Camín afirma“He visto anuncios de devaluaciones catastróficas, gobiernos devastados por sus pecados financieros, países que pasan en meses de la abundancia a la inflación y carestía. Pero un presidente electo que anuncia en una conferencia de prensa de una hora la destrucción voluntaria de una inversión de 13 mil millones de dólares y un aeropuerto de clase mundial, eso no lo había visto.” Los 13 mil millones de dólares son lo que se estima costaría el NAIM, asi es que Camín miente pues no se puede destruir una inversión que no se ha hecho. Miente también por lo que calla: a los 13 mil millones de dólares que costaría el NAIM en Texcoco hay que sumarle el valor actual de aeropuero Benito Juarez que se perdería con la propuesta del peñato: Texcoco.

Más preocupante que las opiniones de los espadachines a sueldo es lo que dicen los dueños del dinero: “Esteban Polidura, estratega para México del banco de inversión suizo UBS dice: ´Nuestra perspectiva sobre México sigue siendo cautelosa. Vemos la posibilidad de que un referéndum público sea aprobado como una forma constitucionalmente válida de hacer cumplir los cambios en el futuro, incluida la posibilidad de extender el mandato presidencial de seis años”, señaló Polidura en una nota de análisis titulada ‘Invirtiendo en México’.” La cita es de: “AMLO podría usar consultas para extender mandato y usar reservas del Banxico: UBS” en El Financiero del 30-X-18. Agregando a lo anterior: “La cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ´es una mala decisión que genera dudas sobre el estado de derecho´ e implica para el país ´un deterioro significativo del marco macroeconómico hacia adelante´, advirtieron dos de los grandes grupos financieros que operan en México -BBVA y Citibanamex).” En La Jornada del 31-X-18.

Las agencias calificadoras Fitch Ratings, HR Ratings y Moody’s juzgaron muy negativamente la cancelación del NAIM de Texcoco. La primera degradó la calificación de la deuda publica mexicana de estable a negativa. Ésto último no es una amenaza sino una acción que costará pues eleva el costo de las nuevas deudas que contrate el gobierno mexicano.

Dos conclusiones:

  1. La ferocidad de la reacción por la cancelación del NAIM sólo tiene una explicación: las ganancias por el NAIM. El NAIM le habría dejado ganancias enormes a los que compraron terrenos baratos cuando no se había decidido la construcción que se inició en 2014. Si una empresa compró en 2013 hoy posee un terreno que puede valer 4 o 5 veces lo que pagó. Esa del 500 por ciento en 4 años, sería muy superior a lo que pagan los bancos. Si se cancela el NAIM las empresas no pueden reclamar dicha ganancia especulativa que hubieran obtenido. Por eso el enorme enojo que es proporcional a la ganancia que se les va de las manos. La compra la hicieron con créditos y los bancos prestamistas esperaban una tajada por el préstamo. No iban a prestar a empresas que sin explicación solicitaran hipotecas no localizadas. Tuvieron que saber cuál era el destino de los fondos y sus perspectivas de recuperación. Así es que seguramente los bancos se asociaron a los especuladores y especularon ellos mismos. Por eso los dos mayores bancos se razgan las vestiduras con la cancelación del NAIM. El enojo es mayúsculo porque no sólo dejan de ganar con el NAIM y sus alrededores sino que había el proyecto de construcciones de lujo para empresas y viviendas en el terreno del actual aeropuerto Benito Juarez. Ver por ejemplo: “¿Un nuevo Santa Fe en Texcoco?, platicamos con Gabriel Reyes Orona, ex procurador fiscal, en #AristeguiEnVivo 👉 http://ow.ly/3pwv30mry90.
  2. No es casual que desde Magú, un caricaturista, los dos mayores bancos del país, hasta los que en Facebook y Tweeter están llamando a una manifestación el 11 de noviembre denominada “Marcha por el estado de derecho” y con dos exigencias, “No a consulta falsa” y “Sí a la legalidad”, actúen con notable sintonía. Atacan la consulta, la mayoría de ellos, con la falacia de que una descomunal muestra de más de un millón de personas no sirve para conocer la opinión de 60 o 70 millones de votantes. Esa afirmación es una estupidez, una muestra de 4 mil o 5 mil puede servir para ese fín; por lo que un millón es demasiado. Se puede aducir que la muestra no es representativa estadísticamente hablando. Lo han dicho también, pero no han dicho en qué basan su afirmación. Atacan la legalidad de la consulta porque no fue posible organizar la consulta constitucionalmente establecida (la cual sólo puede organizar el aparato electoral controlado por el PRIAN). Pero lo que no han dicho es que la decisión del NAIM en Texcoco la tomaron los pocos que obtendrían ganancias millonarias con esa inversión consultando sólo a sus almohadas.

La exitosa campaña de los que se opusieron al NAIM reclamó “Yo prefiero el lago” en alusión al desecamiento en marcha del lago Nabor Carrillo impuesto por los incolsultantes del PRIAN. En el lago hay aves, especialmente patos. Los defensores del lago parecen ser patos tirándole a las escopetas pero, al mismo tiempo, en México las escopetas le siguen tirando a los patos.

La caída en la bolsa de valores y el aeropuerto de la Ciudad de México: el error de octubre de 2017

Alejandro Valle Baeza

El día de hoy la el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores cayó 4.2 por ciento, una estrepitosa caída. Los voceros de los capitalismo asentado en México (CAM) se apresurarón a confirmar su pronóstico de que si el gobierno electo el primero de julio no ratificaba la decisión empresarial de construir en la zona de Texcoco un aeropuerto; sería el “error de octubre” en clara alusión a una explicación de la crisis mexicana de 1994. Como se recordará el gobierno priista que entregó el poder el primero de diciembre de 1994 (presidente Carlos Salinas) culpó al gobierno priista entrante (presidente Ernesto Zedillo) de haber causado la crisis: según el salinismo saliente, el enorme déficit en cuenta corriente, que había llegado a ser enorme, era una virtud y el zedillismo lo echó todo a perder devaluando y transformando una benigna recesión en una crisis mayor. El zedillismo zanjó momentaneamente la discusión mandando a la carcel a mister diez por ciento: Raúl Salinas (hoy reivindicado por el peñato). Pardójicamente la crisis de 1994 junto con el TLCAN le dieron aire al CAM: la crisis de 2008, por ejemplo, no tuvo los efectos financieros que la de 1994 gracias a que las devaluaciones y la exportación de empresas extranjeras han hecho menos vulnerable al sector externo de la economía del país. El CAM se volvió menos inestable ante impactos externos pero el trabajo de los mexicanos campesinos y los obreros no; al contrario. Millones tuvieron que emigrar y miles engrosar la filas delincuenciales para sobevivir. Seguir leyendo La caída en la bolsa de valores y el aeropuerto de la Ciudad de México: el error de octubre de 2017

Polémica: “La nueva memoria” / José María Ruiz Soroa (El País)

Sociología crítica

Si partimos de una noción descriptiva neutral de lo que es la memoria histórica como la versión del pasado promocionada por las instituciones del presente para explicarse y legitimarse en la longue durée,podemos afirmar que una nueva memoria histórica de la Guerra Civil y la dictadura franquista pugna por establecerse. La anuncia el presidente del Gobierno al reivindicar una “comisión de la verdad” para construir una “versión de país” del pasado.

Ningún medio de conocimiento sobre el contenido real de esa propuesta puede ser más fiel que la proposición de ley socialista de 22 de diciembre de 2017 que daba una nueva redacción a la vigente Ley 52/2007 conocida como “de la memoria histórica”. Observemos su contenido.

Bisagras llamativas para simbolizar la novedad serían las siguientes: primero, la exigencia de que “la autoridad competente del Estado (¿quién si no el Rey?) pida perdón solemnemente a las víctimas del franquismo…

Ver la entrada original 1.074 palabras más

Cómo desaparecieron al autor del fallido atentado contra el asesino de Tlatelolco

Carlos Castañeda de la Fuente
Carlos Castañeda con su biblia

El caso Castañeda o la suerte de quien quiso vengar en GDO la matanza de Tlatelolco

Gustavo Castillo García

Periódico La Jornada, miércoles 17 de octubre de 2018, p. 20

El 5 de febrero de 1970, Carlos Castañeda de la Fuente decidió vengar a las víctimas del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas. Planeó durante más de seis meses asesinar al presidente Gustavo Díaz Ordaz. Abriría fuego en contra del mandatario. Sin embargo, el único tiro que salió de su pistola Luger se incrustó en la carrocería del vehículo en el que viajaba el general Marcelino García Barragán, entonces secretario de la Defensa Nacional.

Castañeda de la Fuente tenía 27 años cuando terminó la secundaria abierta. Justo el día en que iba a recoger su certificado, el 28 de agosto de 1968, el Ejército desalojó a los estudiantes de la Plaza de la Constitución. El 2 de octubre deambulaba por la capital cuando se enteró de lo que sucedía en Tlatelolco.

El caso de Castañeda sirvió a la extinta Fiscalía para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) y a su titular, Ignacio Carrillo Prieto, para considerar que algunos miembros de los movimientos armados de los años 70 y 80, así como opositores al gobierno podrían haber permanecido detenidos en cárceles clandestinas o bien en hospitales siquiátricos.

Tras el fallido atentado que pretendió cometer en inmediaciones del Monumento a la Revolución, fue detenido por elementos del Servicio Secreto y Guardias Presidenciales. Horas después fue entregado al titular de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), capitán Luis de la Barreda Moreno, y éste, a su vez, lo puso en manos de Miguel Nazar Haro, quien le amarró los testículos con hilo de cáñamo, de un jalón lo arrodilló y lo obligó a rezar. Seguir leyendo Cómo desaparecieron al autor del fallido atentado contra el asesino de Tlatelolco

Página personal