G20: the debt solution — Michael Roberts Blog

This weekend, the G20 leaders’ summit takes place – not physically of course, but by video link.  Proudly hosted by Saudi Arabia, that bastion of democracy and civil rights, the G20 leaders are focusing on the impact on the world economy from the COVID-19 pandemic. In particular, the leaders are alarmed by the huge increase […]

G20: the debt solution — Michael Roberts Blog

El subjetivismo en la explicación social es bárbaro, ¿viste? — Rolando Astarita [Blog]

Entre las variantes del idealismo, Plejanov destacaba (en “La ideología del pequeñoburgués”) la que sostiene que los destinos de las naciones están determinados por las peculiaridades del espíritu de cada pueblo. Una variante que con frecuencia encontramos en los ideólogos nacionalistas. Invariablemente estos ponen en primer plano el “espíritu nacional”, o el “ser nacional”, a […]

El subjetivismo en la explicación social es bárbaro, ¿viste? — Rolando Astarita [Blog]

Acumulación y estructura productiva

MATRICES

Alejandro Valle Baeza

Introducción

La relación entre ganancia e inversión resulta diferente si se le analiza con la óptica marxista o keynesiana. M. Roberts[1] destaca la diferencia entre ambas escuelas y concluye que la ganancia determina la inversión. Esta nota busca introducir una variable que no ha sido tratada en la teoría macroeconómica comúnmente utilizada: la de un sólo sector. El finado J. Weeks[2] planteó en una conferencia que él consideraba la necesidad de hacer una nueva macroeconomía basada en los esquemas marxistas de la reproducción. Esta nota tiene esa inspiración y busca complementar lo planteado por Roberts.

La tasa de acumulación en dos sectores.

La tasa de acumulación es la porción de la plusvalía que se transforma en capital. En lo que sigue veremos que aparece determinada por la estructura productiva de la economía. Parece que uno de los objetivos de los esquemas de la reproducción fue explicar la diferencia entre ventas totales, ingreso y la demanda final. Es decir, Marx tuvo que definir conceptos macroeconómicos que hoy son comúnmente aceptados; pero que no existían claros en su época o que de plano eran errores como en Smith.[3]

Marx aclaró los conceptos utilizando el término valor del producto para lo que hoy llamamos producción bruta. En sus esquemas la economía cerrada de un país se subdivide en medios de producción M1,t , donde el subíndice t indica el tiempo considerado discontinuo y 1 lo estoy introduciendo para denotar medios de producción. Análogamente para los medios de consumo tendremos M2,t, para la economía tendremos:

Mt= M1, t+ M2, t           (1)

Abstrayéndose del capital fijo, el producto del sector 1 debe reponer las materias primas utilizadas C1,t y el valor del producto será la suma de C1,t y el trabajo directamente empleado que se subdivide en plusvalía y capital variable porque sólo se considera la existencia de capitalistas y trabajadores:

M1,t = C1,t+V1,t+S1,t     (2)

Análogamente para el sector de medios de consumo

M2,t = C2,t+V2,t+S2,t     (3)

A diferencia de lo supuesto en el tomo I de El capital donde se hace abstracción del problema de la realización; en el segundo tomo se analizan las condiciones para que los productos se vendan. Eso lo hizo Marx planteando el problema en sus términos más simples: cuando la economía no crece ni decrece, llamó a esa condición la reproducción simple.

Mt+1=Mt          (4)

La realización o venta de los medios de producción cuando no hay acumulación, cuando se cumple 4,  se da cuando la oferta es igual a la demanda de esa clase de mercancías. La demanda está constituida por la reposición de las materias primas consumidas en los dos sectores:

M1,t=C1,t +C2,t             (5)      

Análogamente la producción de medios de consumo debe ser igual a la demanda constituida por los salarios en los dos sectores y las plusvalías que se supone se gastan íntegramente en medios de consumo:

M2,t=V1,t +P1,t +V2,t +P2,t        (6)

A primera vista no es evidente que las expresiones 5 y 6 son equivalentes, pero manipulándolas y utilizando 2 y 3 de ambas se llega a 7:

C2,t=V1,t +P1,t              (7)

Considerando que la tecnología no cambia se puede reescribir 7 así:

Donde ci es la proporción entre capital constante y valor del producto del sector i.

La interpretación de lo hasta aquí expuesto puede ser doble: la primera es marxológica ¿qué debemos entender de lo expuesto por Marx; la segunda es ¿qué podemos entender nosotros? Desafortunadamente ambas interpretaciones se mezclan inadvertida o intencionadamente. Lo que sigue es mi interpretación.

La expresión 8 dice qué es lo que debe hacerse para realizar íntegramente el producto en ambos sectores, es decir que los capitalistas deben ajustar sus tasas de acumulación a la estructura productiva si quieren realizar la plusvalía obtenida del trabajo impago. Si la estructura productiva, definida por el lado izquierdo de la expresión 8, toma el valor definido por el lado derecho de la misma expresión; la única posibilidad para que la economía se mantenga estacionaria y se realice íntegramente la plusvalía se logrará cuando los capitalistas de ambos sectores gasten toda su plusvalía en medios de consumo. Podemos decir que la estructura productiva obliga a la reproducción simple de la economía y que ella depende de las relaciones entre trabajo pasado y trabajo vivo de ambos sectores. Si, de acuerdo a la ley general de la acumulación capitalista los capitalistas aumentan la productividad elevando c1 o c2 es obvio de 8 que el cociente M1,t / M2,t  deberá ser mayor. Además, la tasa de explotación no interviene en la expresión 8; ello significa que, al menos para la reproducción simple una mayor tasa de explotación no modifica la relación entre la tasa de acumulación y la estructura productiva. Ilustremos esto con el primer ejemplo numérico del tomo II de El capital:

M1,t=4500, c1=2/3

M2,t=3000, c2=1/2

Si en lugar de una tasa de plusvalía de 100 por ciento como Marx supuso, consideramos una tasa de 200 por ciento:

SectorCi,tVi,tSi,tMi,t
1300050010004500
2150050010003000

Vemos que el ejemplo numérico sigue cumpliendo la condición de la reproducción simple con la única diferencia con respecto al ejemplo original de Marx que ahora los capitalistas deberán gastar 2000 en medios de consumo para poder realizar la plusvalía.

El ejemplo numérico ilustra un hecho importante: la estructura productiva es otra variable que determina la acumulación además de la tasa de ganancia. Esta variable muestra un aspecto insuficientemente analizado de la determinación de la producción en la economía capitalista. Podemos conjeturar desde ahora que el cambio de la estructura productiva más allá de la reproducción simple; puede ser un obstáculo para aumentar o disminuir el ritmo de la acumulación. En una nota posterior removeremos algunos de los supuestos empleados hasta aquí.


[1] Roberts, M. “The profit-investment nexus: Keynes or Marx?”, paper to Historical Materialism New York, April 2017

[2] Conferencia Weeks en la Facultad de Economía de la UNA, s.f.

[3] Ver Moseley, F. “Marx’s Reproduction Schemes and Smith’s Dogma”, en Christopher J. A. y Reuten, G. The Circulation of Capital, Londres: Macmillan. pp 159-185,

[4] Lange planteó este resultado y después lo extendió a la reproducción ampliada para la economía planificada de la época. Su análisis es un antecedente para lo que defino como estructura productiva; sus conclusiones son muy distintas a las mías. Ver Lange, O. Teoría de la reproducción y la acumulación. Ed. Ariel, Barcelona, 1973, pp. 41 y ss.

Gómez, Laura E. (2019), La Colonización Estadounidense del Norte de México y la Creación de los Mexicano-Estadounidenses — Sociología crítica

Gómez, Laura E. (2019), La Colonización Estadounidense del Norte de México y la Creación de los Mexicano-Estadounidenses, Chicana/o Latina/o Law Review, 36(1) UCLA, pp.187-227

Gómez, Laura E. (2019), La Colonización Estadounidense del Norte de México y la Creación de los Mexicano-Estadounidenses — Sociología crítica

La ciencia no busca verdades absolutas

Entrevista a Álvaro de Rújula por Salvador López Arnal

Y qué condiciones debe tener un científico para ser serio? ¿Hay científicos o científicas que no lo son?

Debería de haber dicho bueno, íntegro u honesto. Evidentemente en todas las profesiones los hay que no lo son. En la ciencia el sistema para detectarlos, esencialmente el “arbitraje por los pares”, funciona relativamente bien, pero está lejos de ser perfecto. Hay feudos inexpugnables, intereses económicos espurios, etc. Como en todas partes, pero mucho menos.

Intereses económicos espurios, feudos inexpugnables… ¿Nos puedes dar algún ejemplo?

Las investigaciones en farmacia y ocasionalmente en biología tienen subvenciones directas, o indirectas, de compañías farmacéuticas. Eso tiene sus peligros evidentes. Algunas revistas científicas de prestigio tienen también sus peculiaridades. Un ejemplo: Nature, en donde he publicado algunos artículos de investigación o de comentario (con tendencia a que me cambiaran el título sin mi permiso). Si quieres publicar en Nature un artículo criticando otro que hayan ya publicado y proponiendo una alternativa, la revista exige que tu artículo sea primero aceptado por los autores del artículo criticado. Muy honestos tienen realmente que ser dichos autores para no disfrutar de su inviolabilidad.automática. Los hay que no lo son.

Lea la entrevista en Rebelión

Venezuela, the Present as Struggle: Voices from the Bolivarian Revolution

Venezuela, the Present as Struggle: Voices from the Bolivarian Revolution

por Cira Pascual Marquina and Chris Gilbert

Venezuela has been the stuff of frontpage news extravaganzas, especially since the death of Hugo Chávez. With predictable bias, mainstream media focus on violent clashes between opposition and government, coup attempts, hyperinflation, U.S. sanctions, and massive immigration. What is less known, however, is the story of what the Venezuelan people—especially the Chavista masses—do and think in these times of social emergency. Denying us their stories comes at a high price to people everywhere, because the Chavista bases are the real motors of the Bolivarian revolution. This revolutionary grassroots movement still aspires to the communal path to socialism that Chávez refined in his last years. Venezuela, the Present as Struggle is an eloquent testament to their lives.

Comprised of a series of compelling interviews conducted by Cira Pascual Marquina, professor at the Bolivarian University, and contextualized by author Chris Gilbert, the book seeks to open a window on grassroots Chavismo itself in the wake of Chávez’s death. Feminist and housing activists, communards, organic intellectuals, and campesinos from around the country speak up in their own voices, defending the socialist project and pointing to what they see as revolutionary solutions to Venezuela’s current crisis. If the Venezuelan government has shown an impressive capacity to resist imperialism, it is the Chavista grassroots movement, as this book shows, that actually defends socialism as the only coherent project of national liberation.

Today more than ever, we need to listen to critical voices from the Venezuelan grassroots, and this is exactly what Venezuela, the Present as Struggle gives us. Cira Pascual Marquina and Chris Gilbert have gathered the tools we need to navigate the treacherous straits between state and movements, economic crisis and sanctions, and to chart a radical course toward socialism.

—George Ciccariello-Maher, author, Building the Commune: Radical Democracy in Venezuela

If you’ve wondered what remains of the Bolivarian Revolution, then Venezuela, the Present as Struggle is the book you must read. Bringing together 36 conversations with protagonists primarily from the base, Cira Pascual Marquina and Chris Gilbert demonstrate that the seeds that Chávez planted fell upon fertile soil and that, in Gilbert’s words, ‘the socialist and radically transformative project of Chavismo … lives on in the masses, in their thought and action.’

—Michael A. Lebowitz, Professor Emeritus of Economics, Simon Fraser University, Canada; author, The Socialist Imperative: From Gotha to Now

It is practically impossible to understand what is happening in Bolivarian Venezuela without listening to the thoughts and proposals of those directly involved in the political struggle, whether in the countryside or in the city. This book by Cira Pascual Marquina and Chris Gilbert offers a broad view from that perspective. Here the Bolivarian Revolution is portrayed in its complexity and singularity. For this reason, Venezuela, the Present as Struggle is one of those works that is worth reading carefully.

—Reinaldo Iturriza, author, El Chavismo salvaje and Por una política caribe

Cira Pascual Marquina is Political Science professor at the Universidad Bolivariana de Venezuela in Caracas and a writer and editor for Venezuelanalysis.com. Chris Gilbert teaches Marxist political economy at the Universidad Bolivariana de Venezuela. His articles have appeared in Rebelión, LaHaine, Monthly Review, and CounterPunch. Gilbert and Pascual Marquina are creators of the Marxist educational program Escuela de Cuadros, broadcast on Venezuelan public television.

Fuente: Monthly Review Press

Medios que miran a otro lado en el juicio a Julian Assange

Fuente: El Diario

Pascual Serrano | 19/09/2020

Todos esos medios que tanto se presentaron como desveladores de secretos de guerra ocultados por Estados Unidos ahora asisten e informan con frialdad e indiferencia del atropello de la persona que hizo posible conocer toda aquella verdad

El pasado 7 de septiembre se reanudó el juicio de extradición de Julian Assange en Londres. Estados Unidos lo reclama por 18 presuntos delitos de espionaje e intrusión informática, por difundir mediante Wikileaks en 2010 más de 700.000 documentos clasificados sobre las actividades militares y diplomáticas estadounidenses, sobre todo en Iraq y Afganistán, que revelaron actos de tortura, muertes de civiles y otros abusos.

Tras ser pospuesto en febrero por la pandemia de COVID, se prevé que las vistas duren tres o cuatro semanas

Recluido en una prisión londinense de alta seguridad desde su detención en abril de 2019 en la embajada de Ecuador, donde vivió siete años, Assange podría ser condenado a 175 años de cárcel si la justicia estadounidense lo declara culpable.

Es verdad que estamos solo ante el juicio donde se decidirá si se le extradita, no si es culpable de los delitos, sin embargo, la repercusión de esta noticia está siendo mínima en los grandes medios a pesar de situarse en una ciudad, Londres, donde todos tienen acceso. No estamos viendo ni crónicas de corresponsales o enviados ni reportajes ni artículos de opinión. Algo que contrasta con la tremenda repercusión que tuvo la difusión de las informaciones de Wikileaks y lo rentable que supuso para el pool de periódicos que tuvieron el privilegio de disponer de sus informaciones en primicia. Sin embargo, ahora se están limitando a difundir escuetos y fríos cables de agencia.

Los medios no están recordando elementos de contexto fundamentales. Repasemos:

Assange está encarcelado en Londres por una condena de 50 semanas de prisión por haber violado la libertad condicional que le concedieron mientras se decidía una reclamación de la justicia sueca por violación. Pero en 2015 el fiscal sueco retiró los cargos y en 2017 la justicia sueca archivó la causa, por tanto no tiene sentido mantener en prisión en Londres a una persona acusándole de violar una libertad condicionada a una acusación que no existe.

Assange fue abandonado por el gobierno de Ecuador cuando llegó al poder Lenin Moreno. Su país recibió el visto bueno de Estados Unidos para un préstamo con el FMI por cuatro mil millones de dólares a cambio de que la policía inglesa entrara a la embajada y lo arrestara porno haberse entregado a la corte cuando estaba libre bajo fianza en 2012. No parece que ese sea un sistema muy lícito para impartir justicia.

Sesenta médicos suscribieron una carta alertando su preocupación de que Assange pudiera morir en la cárcel dado su deteriorado estado de salud. Incluso el relator de la ONU sobre la tortura, Nils Melzer, dijo que la vida de Assange estaba «ahora en peligro». Posteriormente, el pasado junio, más de 200 médicos eminentes de todo el mundo suscribieron un comunicado en la revista médica The Lancet pidiendo poner fin a la tortura psicológica del editor de WikiLeaks y su liberación inmediata de la prisión Belmarsh de máxima seguridad en Gran Bretaña.

No se hace referencia a las irregularidades denunciadas en la comparecencia del pasado octubre ante el tribunal de primera instancia de Westminster. El exdiplomático británico Craig Murray, que logró estar presente en la sesión, reveló el estado débil y errático en el que se encontraba Assange, el desprecio de la jueza hacia la defensa, que vio denegadas todas sus alegaciones, desde la petición de más tiempo para preparar el caso dadas las limitaciones que se pusieron a los abogados de Assange para ver a su cliente en prisión, a la incautación de los documentos (por agentes de Estados Unidos) que éste tenía en la embajada de Ecuador. Extraña la irregularidad de que el fiscal del caso consultara en la propia sala sus dudas con tres funcionarios de la embajada de Estados Unidos que, según sus propias palabras, le daban «instrucciones». La jueza aprobó todas sus peticiones. Incluso llegaron a entrar en la sala dos agentes estadounidenses armados.

La vista que ahora ha comenzado se realiza en Woolwich Crown Court, en lugar destinado a los juicios por terrorismo, no se permite público ni observadores de ONG’s y se ha impuesto una limitación de tan solo 10 periodistas que podrán acceder a las sesiones. Esta restricción es una manera de invisibilizar el estado de salud de Assange: la última vez que se lo vio fue en su arresto en la embajada ecuatoriana. La información de las pocas personas que han tenido acceso a Assange en todos estos meses – su actual pareja, sus abogados- es que su estado de salud es precario.

La situación carcelaria a la que está sometido es inhumana. Se trata de una prisión de alta seguridad en condiciones de aislamiento, con 23 horas diarias de soledad y 45 minutos para hacer ejercicio en un patio de cemento. Cuando Assange sale de la celda, «todos los pasillos por los que pasa son evacuados y todas las puertas de las celdas se cierran para garantizar que no tenga contacto con otros reclusos».

Todos esos medios de comunicación que tanto se presentaron como desveladores de secretos de guerra ocultados por Estados Unidos, medios que denunciaban torturas y múltiples violaciones de derechos humanos, defensores de la libertad de expresión y de la transparencia informativa, ahora asisten e informan con frialdad e indiferencia al atropello de la persona que hizo posible conocer toda aquella verdad sobre la guerra y las invasiones de Estados Unidos.

Nos lo recordaban Noam Chomsky y Alice Walker como copresidentes de AssangeDefense.org en The Independent (por supuesto nuestros grandes medios españoles no han recogido ese manifiesto): «Assange enfrenta la extradición a Estados Unidos porque publicó pruebas incontrovertibles de crímenes de guerra y abusos en Irak y Afganistán, avergonzando a la nación más poderosa de la Tierra. Assange publicó pruebas contundentes de «las formas en que el primer mundo explota al tercero», según la denunciante Chelsea Manning, la fuente de esa evidencia. Assange está siendo juzgado por su periodismo, por sus principios».

«Las publicaciones de Assange de 2010 expusieron 15.000 víctimas civiles previamente no contadas en Iraq, bajas que el Ejército de Estados Unidos habría enterrado. Destaca el hecho de que Estados Unidos está intentando lograr lo que los regímenes represivos solo pueden soñar: decidir qué pueden y qué no pueden escribir los periodistas de todo el mundo. Destaca el hecho de que todos los denunciantes y el periodismo en sí, no solo Assange, están siendo juzgados aquí», añaden Chomsky y Walker.

Fuente: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/medios-miran-lado-juicio-julian-assange_129_6223669.html

Juan Carlos de Borbón, es tu turno ¿por qué no hablas?

Marcos Roitman Rosenmann

Las casas reales europeas y árabes se apresuran a mostrar su apoyo a los Borbones. Representan un anacronismo histórico y político. No es de extrañar, excesos y escándalos los unen. Democracia y monarquía no son compatibles, aunque la maquillen de constitucional y parlamentaria. Así, mientras en palacio enmudecen, el actual presidente de Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, ha declarado que la monarquía no corre peligro. Para justificarlo, subraya que Juan Carlos I ha tenido un comportamiento personal reprochable, pero, en tanto jefe de Estado, una conducta ejemplar. El propio Juan Carlos de Borbón distingue tal circunstancia, al comentar entre amigos: los menores de 40 años me recordarán por ser el de Corina, el del elefante y el del maletín.

Seguir leyendo Juan Carlos de Borbón, es tu turno ¿por qué no hablas?

Las relaciones económicas México Estados Unidos

Vea la presentación sobre las relaciones económicas entre México y los Estados Unidos. Es una descripción de las principales relaciones económicas legales entre los dos países con un comentario crítico final. La presentación está en español pero las transparencia utilizadas están en inglés porque provienen de la misma charla que presenté ante una invitación de Michael Roberts, el conocido economista marxista británico, y que estará disponible en su canal de Youtube.

Financiarización en Argentina, análisis crítico — Rolando Astarita [Blog]

En la nota anterior (aquí) presenté datos que desmienten la idea de que el sector financiero goza de una tasa de rentabilidad sistemáticamente más elevada que los sectores productivos de las economías capitalistas. En esta entrada amplío con la experiencia argentina. Me mueve a hacerlo la popularidad que tiene la noción de “valorización financiera”, asociada […]

Financiarización en Argentina, análisis crítico — Rolando Astarita [Blog]

Página personal