Historia de Podemos y el futuro de la izquierda en España

podemos
Publicado el 18 Febrero 2017
Marcos Roitman Rosenmann

Hace un lustro las instituciones pilares de la transición en España, la monarquía, el parlamento, la justicia y los partidos políticos tradicionales fueron puestos en la piqueta. Crecían la indignación, las protestas, las mareas de la dignidad, se arrastraba desencanto e indignación. La ciudadanía, al menos parte no desdeñable, salía a las calles y gritaba: “No nos representan”. Lo más visible de una sociedad civil organizada y militante se aprestaba a decir no. Fue un no rotundo a los andares y maneras de enfrentar la crisis, cuyos resultados se visibilizaban en la pérdida de derechos, la privatización de la sanidad, la educación, el agua y los servicios municipales. La subida del IVA, la congelación salarial, la quita de prestaciones sociales y leyes represivas completan el escenario. Entre los efectos, aumento de pobreza, desigualdad y, por encima de todo, pérdida de legitimidad de un orden político desgastado. Los gobiernos de Rodríguez Zapatero y el primero de Rajoy aumentaron la indignación. Crecieron los desahucios mientras los bancos eran rescatados y las grandes fortunas gozaban de amnistía fiscal. Por otro lado, los dos grandes partidos, el PSOE y el PP, se confabulaban para hacerlo peor. Ninguno quiso asumir sus responsabilidades en la crisis. Se limitaron a negarla o bien a señalar que no se podía hacer nada. Obedecían las órdenes de la troika.
Seguir leyendo Historia de Podemos y el futuro de la izquierda en España

Retomando ¿Por qué el socialismo? de Einstein

¿Por qué optar por el socialismo? Es común alegar que el socialismo será más justo y equitativo que el capitalismo, pero esto no resuelve el problema ya que las personas no siempre se sienten motivadas por la justicia social. Por otra parte hay que considerar cuán exigente y desafiante es el proyecto socialista: ¡el objetivo […]

a través de “Nuestra cita con la revolución: retomando «¿Por qué socialismo?» de Albert Einstein”: Chris Gilbert —

Feminismo marxista

Introducción de la Revue Période: Dos importantes innovaciones teóricas han marcado recientemente el feminismo marxista a escala internacional. Por una parte, la renovación del feminismo de la reproducción social. Por la otra, el redescubrimiento por parte de las feministas antirracistas de la metodología socio-histórica de E. P. Thompson, según la cual la experiencia colectiva es […]

a través de “Intersección, articulación: el álgebra feminista”: Jonathan Martineau —

The Global Paradox

Most people missed it but America’s intelligence services also looked recently at developments in the world economy. The Office of the Director of National Intelligence (DNI) published its latest assessment, called Global Trends: The Paradox of Progress, which “explores trends and scenarios over the next 20 years”. The DNI concludes that the world is “living […]

a través de The global paradox — Michael Roberts Blog

El secreto de Islandia para que sus jóvenes dejaran de beber alcohol y de fumar

 

94256432_gettyimages-3356204

Islandia no siempre fue un modelo de juventud sana

.

 

Pablo Esparza Especial para BBC Mundo

  • 13 febrero 2017

Imagínate un país donde beber alcohol dejó de estar de moda entre los adolescentes y donde encontrar a un joven que fume tabaco o que consuma cannabis se convirtió en algo excepcional.

Ese lugar es Islandia.

Las cifras sobre consumo de sustancias adictivas entre adolescentes dibujan un paisaje casi ideal en el país nórdico, donde apenas el 5% de los jóvenes entre 14 y 16 asegura haber tomado alcohol durante el mes anterior.

De la misma forma, solamente un 3% dice fumar tabaco a diario y un 7% haber consumido hachís al menos una vez en los últimos 30 días.

Mientras, la media europea es de 47%, 13% y 7% respectivamente.

Y en América Latina, según datos de UNICEF, el 35% de los jóvenes de entre 13 y 15 años dice haber tomado alcohol en el último mes y aproximadamente el 17% fuma a diario.

Islandia, sin embargo, no siempre fue un modelo a seguir. Hace menos de 20 años, a finales de los 90, era uno de los estados europeos con mayor incidencia del consumo de alcohol y tabaco entre los jóvenes.

¿Cómo logró transformar los hábitos de sus adolescentes este territorio de poco más de 300.000 habitantes?

Las razones del éxito islandés hay que buscarlas en el programa Youth in Iceland(Juventud en Islandia), puesto en marcha en 1998, con el objetivo de reducir el consumo de sustancias adictivas entre la juventud.

Investigación y encuestas

La investigación continua de los hábitos y preocupaciones de los adolescentes es uno de los pilares del proyecto.

“Si fueras el director de una compañía farmacéutica, no lanzarías un nuevo analgésico al mercado sin haber hecho una investigación previa”, le dice a BBC Mundo Jón Sígfusson, director del Centro Islandés para la Investigación y el Análisis Social, responsable de Youth in Iceland.

“Y lo mismo con cualquier sector, desde la agricultura hasta las infraestructuras. ¿Por qué no va a ser así cuando se trata de niños?”, pregunta, retóricamente.

A menudo se actúa en función de impresiones. Y esto es muy peligroso. Hay que tener información sobre las comunidades que sea fiable y a partir de ahí se pueden tomar decisiones”, explica Sígfusson.

Para ello, Youth in Iceland realiza un mapeo cada dos años de la población adolescente a través de encuestas en las que participan todas las escuelas del país.

Entre otras variables, se recogen datos sobre el sexo de los adolescentes, sus pautas de consumo, las características de los hogares, el absentismo escolar y sus problemas emocionales.

“Hacemos la recopilación de datos y dos meses después, las escuelas disponen de los resultados nuevos. Este tipo de información es como las verduras. Tiene que ser fresca para poder continuar y adaptar tus medidas”, señala el experto.

Responsabilidad de los adultos

El paso siguiente es analizar esos informes a nivel local en un trabajo conjunto con las escuelas, las comunidades y los municipios, que identifican los principales factores de riesgo y de protección frente al consumo de alcohol y drogas.

A partir de ahí se piensa en cómo fortalecer los segundos y debilitar los primeros.

“Nada sucedió de un día para otro. Pero fue posible actuar porque los datos nos enseñaban, por ejemplo, la gran importancia de los factores parentales“, indica Sígfusson.

“Eso nos mostró la necesidad de informar a los padres y explicarles que ellos son el principal factor preventivo para sus hijos: pasar tiempo con ellos, apoyarlos, controlarlos y vigilarlos”, explica.

Según el director de Youth in Iceland, antes de que este enfoque se empezara a aplicar, una de las principales medidas preventivas que se desarrollaba era enseñar a los niños los efectos negativos del uso de drogas.

Sin embargo, esa acción por sí sola no funcionaba, así que cambiaron el enfoque de forma drástica.

“Los responsables no son los niños, sino nosotros, los adultos. Debemos crear un entorno donde se encuentren bien y tengan la opción de llenar su tiempo con cosas actividades positivas. Esto hará que sea menos probable que empiecen a consumir sustancias”, afirma.

Los estudios mostraron que la mayor participación en actividades extraescolares y el aumento del tiempo pasado con los padres disminuían el riesgo de consumir alcohol y otras sustancias.

Como respuesta, Islandia incrementó los fondos destinados a la oferta de actividades para adolescentes, como deportes, música, teatro y danza.

Y desde 2002, se prohibió que, salvo excepciones, los niños menores de 12 años y los adolescentes de 13 a 16 años anden solos por la calle después de las ocho y las diez de la noche respectivamente.

Proyecto internacional

Los resultados obtenidos por Islandia llevaron a la creación en 2006 del programa Youth in Europe, cuyo fin es extender la metodología del país nórdico a otros lugares del continente.

En apenas diez años, más de 30 municipios europeos se sumaron al proyecto.

Derechos de autor de la imagen Tarragona Jove Image caption Tarragona, España, es una de las ciudades que se ha sumado al proyecto Juventud en Europa.

“Nunca trabajamos con países enteros porque, por un lado es muy difícil tener el apoyo de gobierno nacionales, y, sobre todo, porque este es un trabajo que se debe desarrollar a nivel local“, afirma Sígfussen, quien también dirige el proyecto europeo.

Bajo coordinación de Reikiavik, todas las localidades participantes llevan a cabo las mismas encuestas, lo cual permite el conocimiento de los hábitos de los adolescentes y los factores de riesgo y protección en cada lugar.

“Esta metodología es participativa, comunitaria y se hace de abajo arriba basada en una evidencia científica. Es lo que nosotros intentamos emular del modelo de Islandia”, apunta Patricia Ros, directora del Servicio de Prevención de las Adicciones del ayuntamiento de Tarragona, que desde 2015 participa en Youth in Europe.

Esta ciudad catalana es el único municipio español que se unió al programa. Con más de 130.000 habitantes, también es el de mayor población.

Más de 2.500 jóvenes respondieron a los cuestionarios y se recogieron datos en todos los centros de enseñanza secundaria del municipio.

“Son cosas tan de cajón que todo el mundo dice: ¡Claro! El deporte, por ejemplo. Cualquier niño de 5 años entiende que quien hace deporte se droga menos. Pero lo que no entiende nadie es que cuando el niño pasa a secundaria, al menos en Tarragona, ya no tiene actividades extraescolares”, asegura Ros.

“Entonces, claro que es el deporte. Pero hemos de ponerlo al alcance de la mayoría de estos adolescentes que acaban las clases y no tienen muchos recursos de ocio y tiempo libre”, añade.

Como en el caso islandés, las medidas que se tomen tras el análisis de los datos dependerán de cada momento y de cada barrio.

De esta manera, cada municipio participante adopta la metodología islandesa para buscar sus propias respuestas.

“Por supuesto, las culturas son diferentes. No podemos decir que lo que funciona en Islandia vaya a funcionar en otros lugares”, reconoce Sigfusson.

“Pero si estuviéramos en un municipio, digamos en América Latina, y trabajáramos con gente de allí que conoce cómo funciona su sistema, el primer paso sería la realización de un mapeo a nivel de comunidades locales para ver cómo es la situación. Y partir de ahí localizaríamos los factores preventivos y avanzaríamos”, explica.

“Algunos me dicen que es un enfoque casi naif porque es muy lógico. Pero es así”, concluye Sigfusson.

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38932226

 

Hoy, hace 120 años, un gobierno local de EUA decretó por 67 votos a 0 que pi era 3.2, Trump buscará algo semejante

Una escuela en el condado de Parke, en Indiana, en 1898.

Una escuela en el condado de Parke, en Indiana, en 1898. G. Schrader

Cuando políticos de EE UU decidieron que el número pi era 3,2

  • Se cumplen 120 años del intento de cambiar por decreto el valor de la constante matemática en Indiana

Manuel Ansede
12 feb 2017 – 05:17 EST
El 21 de marzo de 2015, el joven indio Rajveer Meena empezó a cantar números: “tres, uno, cuatro, uno, cinco, nueve, dos…”. No paró durante casi 10 horas, delante de decenas de testigos en la Universidad VIT, en Vellore (India). Enunció de memoria los primeros 70.000 dígitos del número pi, sin equivocarse ni una vez, superando el anterior récord de 67.890 cifras, logrado una década antes por el chino Chao Lu.

Meena, de 25 años, podría haber seguido hasta la eternidad. El número pi es infinito e irracional. No sigue ningún patrón. Presuntamente, cualquier número aparece en los decimales de pi. Por ejemplo, la fecha de hoy, 12/2/2017, aparece por primera vez tras casi 15 millones de decimales. Pi expresa el cociente entre la longitud de la circunferencia y la de su diámetro, así que tiene un valor fijo de 3.14159265358979… Sin embargo, no siempre fue así para todo el mundo. Hace ahora 120 años, en febrero de 1897, un grupo de políticos de EE UU decidió que pi valía 3,2. Seguir leyendo Hoy, hace 120 años, un gobierno local de EUA decretó por 67 votos a 0 que pi era 3.2, Trump buscará algo semejante

Reforma Energética: El poder duro y consensuado para imponerla

U N A M

El Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades

 Invita a la presentación del libro

Reforma Energética: El poder duro y consensuado para imponerla

Manuel Bartlett Díaz y Rosío Vargas

 Comentan

Carlos Fazio, FCPyS-UNAM

Eduardo Correa Senior, UACM

Francisco Gallardo, FCPyS-UNAM

y autores

 Modera

John Saxe-Fernández CEIICH-UNAM

 Viernes 10 de febrero de 2017, 12:00 horas

 Auditorio del CEIICH,  Torre II de Humanidades 4º piso.

 Circuito Escolar, Ciudad Universitaria

 Informes: Departamento de Difusión / María Gladys Castillo Guerrero/ mgcg@unam.mx / 56230027

www.ceiich.unam.mx  

 

Página personal