Todas las entradas por vallebaeza

Profesor investigador UNAM

Un mundo a construir (nuevos caminos) de Marta Harnecker

mundo_MH

 

Este libro, es una actualización y ampliación de El socialismo del siglo XXI. Inventando para no errar. Esta conformado por tres partes: la primera parte: América latina avanza, es un breve recuento de lo que ha sucedido en América latina en estas últimas décadas y cómo se modifica el mapa político. Hace un breve recuento de las movilizaciones sociales que explican mucho estos cambios, a señala los hechos que indican que ha habido un cambio en la correlación de fuerzas entre los Estados Unidos y nuestra región, y los intentos de recolonización y disciplinamiento que la primera potencia imperial está realizando en nuestro subcontinente. La segunda parte: Hacia dónde avanzar: El socialismo del siglo XXI pretende explicar en qué consiste este socialismo, qué cosas hay que rescatar del pensamiento original de los clásicos del marxismo, qué nuevas reflexiones han surgido a partir de la práctica en algunos gobiernos de América Latina, cuál es la característica de la transición que estamos viviendo, qué pueden hacer estos gobiernos a pesar de las grandes limitaciones en las que se encuentran insertos, y finalmente, qué criterios debemos tener en cuenta para hacernos un juicio del desempeño de cada uno de ellos. La tercera parte: El instrumento político para construir una nueva hegemonía aborda el tema de cómo lograr la correlación de fuerzas necesaria que nos permita ir venciendo los obstáculos e ir avanzando en la construcción de la nueva sociedad, y la relación que ello tiene con el tema de la hegemonía. Luego desarrollo el tema del instrumento político: por qué es necesario para la construcción del socialismo del siglo XXI, cuáles deberían ser sus principales tareas, qué tipo de militante y de cultura política necesitamos hoy, sostengo que es fundamental combatir el burocratismo en el que suelen caer dirigentes de los partidos y del gobierno y termino defendiendo la necesidad de la crítica pública para salvar al instrumento político y al gobierno. Publicado por El Viejo Topo, España, junio 2013, se preparan ediciones en Chile, Bolivia, Venezuela, y Estados Unidos.

Descargue el libro completo

Fuente: Rebelión

Washington informa: La Casa Blanca bloquea informes de Inteligencia y análisis que prevén una evolución catastrófica del cambio climatico — Sociología crítica

Véase la noticia original. By Juliet Eilperin , Josh Dawseyand Brady Dennis June 8 at 8:56 AM White House blocked intelligence agency’s written testimony saying climate change could be ‘possibly catastrophic’ Officials sought to excise the State Department’s comments on climate science on the grounds that it did not mesh with the administration’s stance White House officials […]

a través de Washington informa: La Casa Blanca bloquea informes de Inteligencia y análisis que prevén una evolución catastrófica del cambio climatico — Sociología crítica

La crisis ecológica es el síntoma, el capitalismo la enfermedad

La afirmación que da título a este texto parafrasea una analogía que Jorge Riechmann ha empleado en varias ocasiones durante los últimos años [1]. Se trata de un símil médico que nos permite distinguir cuatro dimensiones de la economía política del medioambiente: la etiológica, la nosológica, la yátrica y la terapéutica. En otras palabras, partiendo de esta metáfora organicista podemos formular preguntas acerca de las causas de la enfermedad, sus rasgos distintivos, el agente de los pertinentes cuidados y terapias y, finalmente, el carácter de dichos cuidados y terapias. En las páginas que siguen nos aproximaremos sucesivamente a cada una de estas preguntas.1. Las causas de nuestra enfermedad

Seguir leyendo La crisis ecológica es el síntoma, el capitalismo la enfermedad

Global slump: the trade and technology trigger — Michael Roberts Blog

Despite all the optimistic talk by President Trump about the state of the US economy, the latest data on economic activity and industrial production suggest that America is joining Europe and Japan in a sharp slowdown as we enter the second half of 2019. And this is at a time when the trade and technology […]

a través de Global slump: the trade and technology trigger — Michael Roberts Blog

How the World Works: The Story of Human Labor from Prehistory to the Modern Day

$32.00$89.00

Forthcoming in October 2019

Few authors are able to write cogently in both the scientific and the economic spheres. Even fewer possess the intellectual scope needed to address science and economics at a macro as well as a micro level. But Paul Cockshott, using the dual lenses of Marxist economics and technological advance, has managed to pull off a stunningly acute critical perspective of human history, from pre-agricultural societies to the present. In How the World Works, Cockshott connects scientific, economic, and societal strands to produce a sweeping and detailed work of historical analysis. This book will astound readers of all backgrounds and ages; it will also will engage scholars of history, science, and economics for years to come.

Paul Cockshott, one of the most distinguished contemporary Marxist scientists, advances towards the construction of a new paradigm of 21st Century Socialism, which he calls ‘21st Century Digital Communism.’ His outstanding contributions to the renovation and evolution of Marx and Engel’s scientific paradigm of post-capitalist society give him a special place in the hagiography of contemporary revolutionary intellectuals.

—Heinz Dieterich, Center for Transition Sciences, Universidad Autónoma Metropolitana, Mexico City-Berlin-Beijing

Paul Cockshott is a computer engineer, working on computer design and teaching computer science at universities in Scotland. Named on fifty-two patents, his research covers robotics, computer parallelism, 3D TV, foundations of computability, and data compression. His books include Towards A New Socialism, Classical Econophysics, and Computation and Its Limits.

Se necesita una reforma educativa integral en México

pantano.-2

Para salir del pantano

Manuel Pérez Rocha
La reforma educativa se empantana, entre otras razones, por la falta de atención acerca de lo esencial. La formación integral, intelectual y moral de los niños y jóvenes es un complejo proceso en el que intervienen acciones intencionales –por ejemplo, las de la escuela, las de los padres de familia, los programas educativos de la radio y la televisión, entre otras–, componentes de la educación formal. Pero en la educación intervienen también, múltiples influencias no intencionales de diverso origen: las experiencias de la vida laboral, las experiencias de la vida política, lo que vemos en la calle, la industria del entretenimiento (televisión, radio, Internet), múltiples aspectos de la llamada educación informal.

La reforma educativa, tan debatida, se ocupa exclusivamente de la educación formal, e ignora por completo la informal (incluso se ocupa sobre todo de cuestiones administrativas del aparato escolar). Se dirá que la educación informal no es responsabilidad del Estado, pero esto es incorrecto pues el descuido de los efectos de la educación informal se traduce en limitaciones o el total fracaso de los proyectos de educación formal y escolar; las posibilidades y resultados de la educación formal (como la lectoescritura) están fuertemente determinados por elementos específicos de la educación informal (por ejemplo, el abrumador predominio de la imagen).

Asuntos tan importantes como las motivaciones de los estudiantes, sus hábitos de pensamiento, su emocionalidad toda, su visión del mundo y de su entorno inmediato, están en gran medida determinados por las experiencias fuera de la escuela, sin responsabilidad de los maestros, y son factores de la personalidad y el carácter de los estudiantes, que condicionan sus posibilidades académicas.

Una de las grandes mentiras de la reforma educativa consiste en señalar a las deficiencias de la educación formal escolar como la causa de las desgracias nacionales (reproduciendo así la decimonónica ideología educacionista hace tiempo rebatida), y otra es cargar la responsabilidad central en los maestros, y afirmar que por eso ameritan un régimen laboral de excepción. Quienes sí ameritarían un régimen especial son quienes influyen, con grave perjuicio, en la educación de niños, jóvenes y adultos con la explotación mercantil irresponsable, sin exageración criminal, de los poderosísimos medios modernos de información, y con la publicidad comercial degradante.

Lo más absurdo de todo el lío de la reforma educativa es su irrelevancia en términos de la educación de los niños y jóvenes mexicanos. Las controversias no han logrado iniciar siquiera una verdadera discusión, pero han puesto en evidencia las meras opiniones y ocurrencias de varios actores (PAN, PRD, e incluso Morena) dominadas por prejuicios, mitos, falsas verdades, y una caricatura ridícula del complejo problema educativo: que los maestros den clases.

La reforma educativa no ha salido del pantano de lodos nada educativos en el cual está atorada desde hace tiempo. Esto ocurre porque la mayor parte de quienes debaten, pero no discuten (diputados, senadores y políticos de todo color), no han prestado la menor atención a los verdaderos problemas educativos, como son, cabe insistir, la motivación de los estudiantes, la definición de los fines de la educación, o el contexto cultural, crecientemente complejo, determinante de los posibles resultados de la labor de la escuela. También porque están interesados en otras cosas menos dignas que la educación y porque quienes sí saben de asuntos educativos –los educadores– le han fallado al país.

Sin duda, educadores relevantes en este asunto han sido los especialistas del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), organismo encargado de legitimar científicamente las absurdas reformas impuestas de manera despótica por el gobierno de Peña, tarea asumida por ellos con docilidad.

Los pedagogos del INEE fueron incapaces de siquiera iniciar una discusión seria acerca de la educación y su evaluación. Hay nociones clave en toda esta problemática: evaluación, fines de la educación, función del maestro. Pero el propio INEE fue incompetente para aportar siquiera un concepto claro de evaluación; llama evaluación a la aplicación de un examen, confunde evaluación con medición, ha sido incapaz de desarrollar los enfoques y métodos diversos de las imprescindibles evaluaciones educativas a partir del esclarecimiento de sus funciones alternativas: diagnósticas, formativas, administrativas (todas necesarias y válidas). El INEE también fue incapaz de criticar y superar la inane noción de calidad educativa. También fue incapaz de mostrar la complejidad de los procesos educativos y el carácter limitado de la responsabilidad de los maestros, y ha sido incapaz de evidenciar cómo los maestros son víctimas de fenómenos sociales, económicos y políticos no creados por ellos.

Pero para iniciar una fértil discusión (no debate, ni mucho menos controversia) sobre la educación es necesario primero resolver un problema político, auténticamente político, en el mejor sentido de la palabra, un problema de comunicación y concordia: el agravio que recibió el magisterio mexicano de parte del gobierno de Peña Nieto y sus cómplices: los partidos políticos, la dirigencia del SNTE, la OCDE, el INEE, los llamados organismos de la sociedad civil, empezando por Mexicanos Primero/Televisa (los mercaderes del entretenimiento enajenante y corruptor).

El desagravio tiene sólo un camino: la desaparición de la mal llamada reforma educativa de Peña y la desaparición total de sus consecuencias; ni un paso firme puede darse mientras un solo maestro esté sufriendo cárcel, despido, o limitación de derechos, resultado de esa reforma. Otras víctimas –como las de Nochixtlán– ya no tienen alivio.

Fuente: https://www.jornada.com.mx/2019/05/02/opinion/017a1pol

En deuda con Assange

Pedro Miguel

El fundador de Wikileaks sabe perfectamente lo que hace y a lo que se expone: confrontar a la máxima potencia mundial y sus principales aliados –que son potencias por derecho propio– en condiciones de desventaja brutal: una pequeña organización, limitada en recursos con muy pocos integrantes, ha sido capaz, sin embargo, de poner en jaque al gobierno de Estados Unidos y a muchos otros, de cimbrar la complejísima red de relaciones mundiales de Washington y de modificar de esa manera las relaciones de poder del mundo contemporáneo. La difusión de los Papeles de Afganistán, de los Papeles de Irak y de los cables del Departamento de Estado, nueve años más tarde, marcó un parteaguas para los gobernantes, las sociedades y los medios de todo el planeta. Para llevar a cabo tal hazaña es necesario tener una excepcional comprensión del mundo, un propósito claro y un programa de acción definido, y Julian Assange los tiene y supo transmitirlos a su organización. Su historia no es la de un travieso desorientado ni la de un enfant terrible de la informática, como lo han querido presentar a posteriori los medios occidentales que engordaron su circulación y su tráfico gracias a los materiales informativos que Wikileaks les entregó de manera gratuita; ahora se refieren a Assange como “el hacker australiano” y le niegan las facetas de periodista, de pensador y de activista que conviven en este perseguido planetario.

A fines de 2010 Wikileaks decidió suspender su colaboración con grandes diarios para enfocarse en medios independientes y más pequeños y agrupar aquella información en conjuntos nacionales.

Seguir leyendo En deuda con Assange