Archivo de la categoría: Políticas derechistas

Arrecia pugna Trump-Amazon

Amazone

Afp, Reuters, Ap y Dpa

La Jornada, domingo 1º de abril de 2018, p. 15

Washington.

Por segunda vez en tres días, el presidente Donald Trump lanzó duras críticas contra Amazon, acusando al minorista en línea más grande del mundo de obtener tarifas injustamente bajas del Servicio Postal de Estados Unidos y de no pagar suficientes impuestos.

Trump tuiteó: “El servicio de correo pierde un promedio de 1.50 dólares por cada paquete de Amazon que entrega. Eso equivale a miles de millones de dólares”.

“Si (el correo) aumentara el precio para paquetes, el costo de envío de Amazon aumentaría en 2 mil 600 millones”, escribió Trump sin especificar en qué informe se basa.

“El fraude al Servicio de Correo debe acabar. ¡Amazon debe de pagar verdaderos costos (e impuestos) ahora!”, concluyó. Seguir leyendo Arrecia pugna Trump-Amazon

Anuncios

O perigoso caso Donald Trump

Leneide Duarte Plon é uma qualificada jornalista brasileira vivendo na França. Seu artigo nos informa sobre a perigo para os USA e para a Humanidade que Donald Trump representa. Segundo uma equipe de psicanalistas norte-americanos, ele apresenta claros traços de patologia psicológica que o torna incoerente, arrogante e desrepeitador de todos os limites. Que não […]

a través de O perigoso caso Donald Trump:Leineide Duarte Plon:para evitar o apocalipse — Leonardo Boff

El partido mexicano Morena gira a la derecha

no_pes_Poniatowska
La escritora Elena Poniatowska y la directora teatral Jesusa Rodríguez repudian la alianza con el PES de Morena en el acto donde AMLO presentó su propuesta de gabinete.

Luis Hernández Navarro

 

El anunció cimbró al amplio movimiento de comunidades indígenas, científicos, artistas, campesinos y activistas que rechazan la siembra de maíz transgénico en México. Víctor Villalobos, el operador político de las grandes consorcios agroindustriales y promotor de los transgénicos, será el futuro titular de la Secretaría de Agricultura, en caso de que Andrés Manuel López Obrador gane las elecciones en 2018.

Víctor Villalobos es ajonjolí de todos los moles políticos. Lo mismo del PRI que del PAN, y ahora de Morena. Fue consultor externo y empleado de Monsanto, y consejero del Grupo Pulsar, del que formaba parte Seminis, gigante de los transgénicos y controladora del mercado mundial de semillas, hasta su venta propiedad de Alfonso Romo, el coordinador del Proyecto de Nación 2018-2024 de López Obrador.

Los puestos públicos de nivel que Villalobos ha ocupado son muchos: subsecretario de Recursos Naturales y primer secretario ejecutivo de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados durante el gobierno de Ernesto Zedillo, subsecretario de Agricultura con Vicente Fox, y coordinador general de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Agricultura durante los tres primeros años de la administración de Felipe Calderón.

Como funcionario ha cometido algunos “pecadillos”. Por ejemplo, no separar sus funciones en la iniciativa privada con las de la administración pública, representando, sin pudor alguno, los intereses de las grandes trasnacionales. No en balde fue un entusiasta promotor de la ley Monsanto. Durante la era foxista, Vía Campesina, Greenpeace y la Fundación Heinrich Böll lo acusaron de dobletear chambas en la administración pública y la iniciativa privada.

Pero no sólo eso. Con la representación del gobierno mexicano, Villalobos saboteó en la reunión de 2004 en Kuala Lumpur, las medidas de precaución para profundizar el Protocolo de Cartagena, el instrumento internacional que regula los organismos vivos modificados, producto de la biotecnología moderna. Invariablemente se alineó con los países protransgénicos. Y, por si fuera poco, ocultó información pública clave relacionada con la contaminación de maíces nativos.

La designación de Víctor Villalobos como futuro conductor de la agricultura del país es una bofetada a la comunidad que lucha por la defensa de los maíces nativos en México desde enero de 1998. Una parte muy importante de esa comunidad, que fundó en mayo de 2002 la Red en Defensa del Maíz y en 2007 la Campaña Sin Maíz no hay País, que ha realizado serios estudios científicos, y que, desde hace más de cuatro años litiga en los tribunales para demostrar el peligro que representan los transgénicos para el patrimonio alimentario y ecológico del país, está indignada.

El nombramiento de Villalobos en el futuro gabinete de López Obrador dista de ser la única muestra de la presencia de lo que el líder de Morena llama la “mafia del poder” en el entorno morenista. Ese es el caso de Esteban Moctezuma, propuesto como futuro secretario de Educación. Su designación arranca a los maestros de las garras de Mexicanos Primero para enviarlos al pesebre de Fundación Azteca, institución de la que el ex secretario de Gobernación y de Desarrollo Social del gobierno de Ernesto Zedillo es presidente.

Ciertamente, Moctezuma, artífice de la traición contra el zapatismo del 9 de febrero de 1995 (responsabilidad que él niega), sabe algo de educación. No en balde operó la fracasada descentralización educativa de 1992, y Elba Esther Gordillo lo consideró siempre como uno de sus tres grandes amores (junto a Jorge Castañeda y a Marcelo Ebrard).

También está en la lista de figuras cuestionables de la vieja nomenclatura Olga Sánchez Cordero, durante 20 años ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Ungida ahora como futura secretaria de Gobernación, llegó al puesto en el Poder Judicial, cuando, a finales de 1994, el entonces presidente Ernesto Zedillo, en una especie de golpe de Estado técnico, disolvió la Corte anterior destituyendo a sus 26 ministros e integró una nueva con 11 miembros. Como documentó el investigador Miguel Ángel Romero, el nuevo organismo judicial fue clave en proteger jurídicamente las reformas neoliberales en marcha (https://goo.gl/C3C8aP ).

Sánchez Cordero no puede negar el santo de su parroquia. En casi todos los casos en los que el nuevo poder constitucional tuvo que blindar jurídicamente regulaciones en favor del libre comercio, votó por hacerlo. Así sucedió en octubre 1998, cuando, en el marco de la crisis de deudores de la banca, la SCJN resolvió a favor de que, en materia mercantil (la que rige las relaciones entre un banco y sus acreditados o depositantes), fuera posible que los contratantes pactaran la capitalización de los intereses desde el comienzo de una relación contractual. En otras palabras, tomó partido por el agio de los señores del dinero contra la clientela bancaria, legalizando el anatocismo. Los banqueros celebraron la resolución con bombo y platillo, y López Obrador la criticó. Sin embargo, ahora quiere colocar al frente de Gobernación a una de las legitimadoras de ese atraco.

La presencia de estos personajes (y de otros más) en el gabinete de López Obrador no es un hecho aislado, sino parte del corrimiento deliberado de Morena hacia la derecha. Su Proyecto de Nación, coordinado como dijimos líneas arriba por Alfonso Romo, en su momento defensor de Augusto Pinochet, tiene muchas propuestas que poco tienen que ver con la izquierda, y, que, incluso, parecen sacadas de la política de “seguridad democrática” de Álvaro Uribe. Su alianza con Encuentro Social, cuyo dirigente Hugo Éric Flores fue el principal defensor de los paramilitares de Acteal responsables materiales del salvaje asesinato de 45 personas, cierra los ojos ante un crimen de lesa humanidad. Sin embargo, AMLO asegura que Morena no tiene ligas políticas o ideológicas de fondo con ese partido.

Por supuesto, para ganar las elecciones de 2018, Morena tiene todo el derecho de moverse tan a la derecha como considere necesario. Muy su asunto. Pero, lo menos que debería hacer, es reconocerlo.

Twitter: @lhan55

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/12/19/opinion/017a2pol

La oligarquía estadounidense no encuentra dinero para paliar la epidemia de los opioides (con receta médica) pero si se baja los impuestos

America’s Oligarchy: No Money for Opioid Crisis, Endless Funds for Corporate Tax Cuts

By Andre Damon, October 28, 2017

Trump’s response to the opioid epidemic mirrors his administration’s response to every social crisis and disaster, such as the hurricanes that struck Texas, Florida and Puerto Rico. The government has provided no meaningful federal aid to Puerto Rico, still suffering from widespread blackouts, while demanding it step up its payments to its Wall Street creditors.

El gobierno catalán es junto con el PP responsable de la crisis

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 13 de octubre de 2017. El artículo hace una crítica de la estrategia seguida por los partidos independentistas en Catalunya, que ha sido en parte responsable de la crisis política en Catalunya y en España. Reconociendo que la responsabilidad primera radica […]

a través de Los problemas y errores del independentismo catalán / Vicenç Navarro — Sociología crítica

La brutalidad de la derecha venezolana

Chavista_quemado_vivo
El acusado de chavista corre. Foto Marco Bello / Reuters

Venezuela, los aprendices tropicales de Isis

Luis Hernández Navarro

 

Carlos Eduardo Ramírez salió a buscar empleo el jueves 18 de mayo. Alrededor de las 3 de la tarde caminaba por una de las calles cercanas a la estación del Metro de Altamira, en Caracas, cuando un grupo de unos 20 opositores al gobierno encapuchados lo abordó. De inmediato comenzaron a golpearlo con palos y piedras. Uno llevaba una pistola. ¡Mátalo, mátalo, mátalo! ¡Se tiene que morir ese chavista!, le gritaron.

Carlos Ramírez les gritó: ¡Yo no soy chavista, yo no soy chavista! ¿Por qué me van a matar? ¡Déjenme vivir que quiero ver a mi hija! Los enmascarados le echaron gasolina encima y le prendieron candela. Él comenzó a saltar, a correr, a gritar y se tiró al piso para sofocar las llamas. La policía municipal de Chacao (municipio en manos de la oposición) no hizo nada para evitarlo. Sólo lo auxiliaron los bomberos (https://goo.gl/tDTB7A).

Carlos fue la primera persona a quien los pacíficos opositores venezolanos le prendieron fuego por ser chavista. Afortunadamente vivió para contarlo. Sin embargo, Orlando José Figueras, de 21 años, no pudo decir lo mismo. El 20 de mayo, en Altamira, fue salvajemente golpeado, apuñalado y quemado por los aprendices tropicales de Isis por ser ladrón y madurista (https://goo.gl/krpfcu). No pudo sobrevivir.

Desde entonces, los enemigos de la revolución bolivariana no han parado de quemar a seres humanos por el delito de ser chavistas. Los fanáticos le han prendido fuego a 19 personas, en su inmensa mayoría negros, pobres o funcionarios gubernamentales.

Pero, su vocación piromaniaca no termina ahí. Han incendiado alimentos (más de 50 toneladas en el estado Anzoátegui, donde, según Marco Teruggi, acompañaron la lumbre con tres pintadas: chavistas malditos, no más hambre, y viva Leopoldo); urnas fúnebres del cementerio de Guaicaipuro; banderas cubanas; la estatua de Hugo Chávez; la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) del Tribunal Supremo de Venezuela en Chacao; la sede del Ministerio de Vivienda; el Instituto Nacional de Nutrición; comisarías y una larga lista de edificios públicos.

La pedagogía del fuego opositor forma parte de su apuesta insurreccional. Su conversión en la versión sudamericana del Ku Kux Klan (no es casualidad que muchas de sus víctimas sean afrodescendientes) es parte de su fracaso para ganar base social en los sectores más humildes. Como la guerra económica, el bloqueo de calles y avenidas en los barrios de clase media, el despliegue de formas de lucha de guerrilla urbana y la campaña mediática que desplegaron no han provocado ni la fractura del Ejército ni la deserción popular de la causa chavista, la oposición recurre ahora al terror. Busca que el miedo paralice a quienes se le oponen. Pretende desgastar la resistencia popular.

No es novedad. La derecha latinomericana tiene una larga tradición terrorista. No hay pueblo en el continente que no la haya sufrido. Sin embargo, la oposición venezolana la ha innovado y superado con creces. Sus asesores han aprendido de Isis. Hacer que las llamas devoren a seres humanos es una de las cartas que han puesto sobre la mesa para provocar pánico. Sin embargo, quemar vivas a las personas es una bestialidad que muchos medios de comunicación y grupos defensores de derechos humanos han decidido ignorar y silenciar.

A pesar de que los grupos de choque opositores recurrentemente hacen uso de la violencia contra la población pobre, la prensa internacional los describe como pacíficos, libertarios, “ cool” y hasta sexis”. Y, aunque los comandos que ejecutan la violencia callejera están integrados por paramilitares colombianos, lúmpenes pagados, bandas de delincuentes y grupos de choque con entrenamiento en guerra irregular, se les presenta como jóvenes idealistas que luchan contra la dictadura castrocomunista durante el día y luego van a reventarse de noche; que combinan las máscaras antigases en las barricadas con los vestidos de moda y los tragos exóticos cuando el sol se oculta (véase, por ejemplo, https://goo.gl/djHLgQ y https://goo.gl/LY8w3z).

Esta campaña de desinformación sobre lo que sucede en Venezuela ha alcanzado niveles grotescos. Durante meses, Lilian Tintori aseguró que se su esposo, Leopoldo López, estaba siendo torturado en prisión. Incluso se dijo que había fallecido. Multitud de medios dieron por buena esta versión sin corroborarla. Sin embargo, cuando el pasado 8 de julio López pasó a prisión domiciliaria, parecía más un instructor de fisioculturismo que un reo martirizado.

Hasta el momento, la intentona golpista de la oposición venezolana ha provocado 105 muertos. De ellos, 29 fueron víctimas directas de los mismos manifestantes. Por ejemplo, cuatro perecieron cuando les estallaron en las manos los explosivos que pensaban utilizar contra otros. Fallecieron durante saqueos y un incendio dentro de un almacén provocado por los asaltantes, 14 personas. Otros 14 decesos fueron obra de autoridades del Estado, procesados en su mayoría judicialmente. Los 44 restantes están bajo investigación (https://goo.gl/VCqv97).

A corto plazo, la oposición venezolana está empeñada en hacer fracasar la votación para nombrar la Asamblea Nacional Constituyente el próximo 30 de julio. Pero, más allá de este propósito, aspira a formar un gobierno paralelo, que, aunque sea testimonial (y esté incapacitado para ejercer el poder real), pueda obtener el apoyo de Estados Unidos, y abra la puerta a una invasión extranjera. Los aprendices tropicales de Isis van con todo, incluyendo prender fuego a los venezolanos negros y pobres, a los que no perdonan la osadía de haberse hecho dueños de su propio destino.

Twitter: @lhan55

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/07/25/opinion/015a2pol