Archivo de la categoría: Uncategorized

¿Movimientos políticos sin carácter de clase?

Rolando Astarita [Blog]

En el curso de los debates (en el blog) sobre el nacionalismo catalán, surgió la cuestión de su naturaleza de clase. Varios defensores del nacionalismo insinuaron que el movimiento independentista no tiene un carácter de clase definido; que es “popular”, ya que “son las masas” las que han salido a la calle.

Mi postura, en cambio, es que tiene un carácter de clase, que está definido por la estrategia y las direcciones de las organizaciones políticas que lo conducen. En otros términos, la composición social del movimiento político no es lo decisivo para su caracterización de clase. Es que si fuera por la composición social, cualquier partido con base obrera podría ser considerado entonces un partido obrero. Por caso, el Partido Justicialista en Argentina sería (o habría sido) un partido obrero. Sin embargo, el PJ fue siempre un partido burgués. ¿Por qué? Pues por su dirección, programa y política…

Ver la entrada original 931 palabras más

Anuncios

El capital habla del capitalismo de hoy

Público.es

En los primeros días de septiembre de 1867, hace ahora 150 años, se publicó el primer volumen de El Capital, la que es para muchos la obra cumbre de Karl Marx (1818-1883). Fue en una modesta tirada de mil ejemplares, pero a pesar de ello contribuyó decisivamente a transformar la forma en la que personas de todo el mundo venían nuestras sociedades.

La idea original de Marx consistía en escribir un conjunto de seis libros, dedicados cada uno de ellos a los siguientes temas: el capital, la propiedad de la tierra, el trabajo asalariado, el Estado, el comercio exterior y el mercado mundial. Sin embargo, la pobreza y las enfermedades (su vida estuvo marcada por los exilios políticos y las carencias materiales y de salud) le retrasaron de tal modo que acabó optando por un proyecto editorial de tres volúmenes. Aun así, sólo publicó en vida el primero. Los volúmenes segundo y tercero, ambos inacabados, fueron editados y publicados por su amigo y camarada Friedrich Engels (1820-1895) a partir de los manuscritos que Marx había estado escribiendo durante los años previos a su muerte.

El Capital es una obra densa y difícil. Leerla y entenderla requiere la dedicación de una ingente cantidad de horas de estudio. Y aunque corre el rumor de que todo comunista dice haberla leído y entendido, es improbable que sea cierto. A su naturaleza de material incompleto hemos de añadir el estilo del autor, que en algunos pasajes es ciertamente oscuro. De hecho, es habitual que los lectores inadvertidos se encuentren decepcionados tras consultar las primeras páginas. En ellas encontramos un alto nivel de abstracción teórica que dificulta mucho la lectura. Por decirlo de una forma breve, El Capital no es el típico libro que se puede leer mientras se va en el autobús. No es el Manifiesto Comunista. En efecto, el Manifiesto, escrito con Engels en 1848, había sido un material propagandístico elaborado para animar a los trabajadores en el contexto de las revoluciones europeas que estaban teniendo lugar entonces. Por el contrario, El Capital obedece a objetivos mucho más complejos y ambiciosos. Se aspira, nada más y nada menos, que a la comprensión exacta del funcionamiento del sistema económico capitalista. Y ello, a juicio de Marx, requería una exposición mucho más justificada y rigurosa. Una exposición que se parecía mucho más a los trabajos de los primeros economistas clásicos, como Adam Smith y David Ricardo, que a los textos publicados hasta entonces por los representantes del socialismo utópico, como Robert Owen o Saint-Simon. Para Marx, El Capital era un misil contra la burguesía precisamente por su capacidad para desvelar y desnudar las formas por las que una parte de la población explotaba a la otra parte. Seguir leyendo El capital habla del capitalismo de hoy

La pedagogía del opresor: la educación por competencias / Olmedo Beluche

Sociología crítica

Por: Olmedo Beluche. Reevo. 19/05/2017 / Insurgencia Magisterial

A los docentes que aún no comprenden la lógica subyacente a la “educación por competencias”, les recomiendo el artículo “Educando para el fracaso” (Opinión, La Prensa), del ingeniero Juan Planells, quien lleva muchos años trabajando el tema educativo desde las perspectivas del sector empresarial. Planells va directo al grano: “¡Que se sepa: sacar buenas calificaciones no garantiza que al terminar sus estudios el graduado tenga un trabajo asegurado!“.

Todos sabemos que un título no garantiza automáticamente el empleo, pero lo novedoso del planteamiento de Planells, y lo que es el centro de las competencias, es que lo importante para las empresas no son los conocimientos adquiridos, sino las actitudes del trabajador.

Veamos: “Hoy, lo primero que hace la empresa cuando evalúa un candidato, incluso antes de considerar sus competencias laborales, es revisar cuáles son sus valores. Los departamentos de personal someten a…

Ver la entrada original 1.328 palabras más

“¿El capitalismo se ha encontrado con límites infranqueables?”: François Chesnais

farcois-chesnaisLa raíz económica de tensiones políticas y malestares sociales contemporáneos

La revista Inprecor n° 631/632, noviembre de 2016, tradujo del español e incluyó un artículo anteriormente publicado en Herramienta;icuyo texto original estaba en inglés, pues era la conclusión de un libro sobre el capital financiero y la finanza escrito a la luz de la crisis del 2007-2008 y las transformaciones en las formas mundializada de explotación de las mujeres y hombres proletarizados.ii Tanto la conclusión del libro como el artículo adoptan como horizonte la perspectiva de una sociedad humana. Las observaciones de amigos que lo leyeron me convencieron de que es necesario aclarar algunos argumentos. Además, no pocos acontecimientos políticos de los últimos meses invitan a “aproximar” el horizonte de la reflexión.

Desde hace dos o tres años, se han publicado muchos ensayos sobre las tensiones políticas mundiales, domésticas e internacionales, así como sobre los…

Ver la entrada original 7.942 palabras más

Feminismo marxista

Introducción de la Revue Période: Dos importantes innovaciones teóricas han marcado recientemente el feminismo marxista a escala internacional. Por una parte, la renovación del feminismo de la reproducción social. Por la otra, el redescubrimiento por parte de las feministas antirracistas de la metodología socio-histórica de E. P. Thompson, según la cual la experiencia colectiva es […]

a través de “Intersección, articulación: el álgebra feminista”: Jonathan Martineau —

¿Quién lavará las ventanas del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México?

Resultado de imagen para NAICM

NAICM: ¿Quién lavará las ventanas?
Raúl Rojas González*

¡No cabe duda!, México es un país de realidad desaforada, una verdadera aventura de la imaginación (para aludir a García Márquez refiriéndose a América Latina). Basta ver el aeropuerto que ya se está construyendo en el antiguo lago de Texcoco, el llamado Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), con una capacidad anual planeada de hasta 68 millones de pasajeros al inaugurarse y con seis pistas de aterrizaje en su expansión final.

Aparte de las cuestiones ecológicas –también muy importantes– resulta que la zona del lago de Texcoco se hunde hasta 30 centímetros por año. Y sin tener construcciones encima. Es consecuencia de la sobrexplotación del manto acuífero en las profundidades del Valle de México. Reportes periodísticos indican motoconformadoras que se atascan en el barro del lago, vehículos varados que hay que desatascar de inmediato antes que los devore un subsuelo que ahí es una esponja de tierra preñada de agua. Seguir leyendo ¿Quién lavará las ventanas del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México?

No somos los centroamericanos ni los mexicanos: es el capitalismo

Mapa de México antes de la guerra donde EUA le arrebató California, Texas, etcétera en el siglo XIX.

Alejandro Valle Baeza

“Hasta la década de los 90 los veracruzanos habían resistido la tentación de irse al norte. El café daba para vivir, unos años bien y otros mal, de igual modo la caña de azúcar, la vainilla ancestral, el cacahuate y los cítricos. Los campesinos jarochos no eran ni ricos ni pobres, la iban pasando y eso era más que suficiente para quedarse a gusto en su terruño. Pero llegaron los políticos neoliberales al poder, se firmó el TLC, se abandonó el campo, se desató la crisis internacional del café y se negoció, de la peor forma posible, la cuota de azúcar con Estados Unidos. Todo se vino abajo. En 1993, Veracruz aportaba 0.37 por ciento del flujo migratorio nacional y en el año 2000 saltó al quinto lugar y aportaba 5.6 por ciento del total de cerca de medio millón de migrantes. La migración creció más de 500 por ciento en tan sólo una década, y Veracruz pasó de ser un estado fundamentalmente agrícola, que fijaba a la población en su terruño, a ser un exportador neto de población.”[1]

Con el TLCAN siguió aumentando la emigración mexicana, principalmente hacia los Estados Unidos de América, pero ésta ya venía creciendo desde antes, con la apertura comercial. Los salarios reales de los mexicanos empezaron a caer desde 1976 cuando cayó el precio del petróleo. Los políticos neoliberales mexicanos y los del todo el mundo hicieron lo que las leyes ciegas del capitalismo les ordenaron hacer: quitar subsidios al campo y permitir la competencia entre campesinos y las grandes empresas capitalistas. El resultado, no sólo en México, fue que los campesinos tuvieron que abandonar abruptamente su forma de vida y trasladarse a las grandes ciudades de su país o ir al extranjero como asalariados.  El cambiar su forma de vida no es, en la mayoría de los casos, una decisión placentera sino una imposición violenta del capitalismo.  Entre 1970 y 2015 la población residente en los EUA de origen latino creció 600 por ciento aproximadamente mientras que la población total aumentó, tan sólo, cerca del 50 por ciento  como se observa en la gráfica:

inmigrantes_vs_poblacion_usa

En 1970 había 9.6 millones de residentes de origen latino y para 2015 ya eran 56.6 millones.  [2]

Estos datos pueden ser presentados fácilmente por la derecha como una “invasión” que “explica” los problemas de los estadounidenses no latinos. Los pobres mexicanos y centroamericanos obligados a abandonar sus países por efectos de la acumulación capitalista emigran a un país rico que, a su vez, empobrece y precariza a sus propios trabajadores.  Una muestra de la verdad anterior es que el fenómeno de una emigración que crece más rápido que la población es un fenómeno mundial.

Entre 1960 y 2015 la población mundial creció un poco más dos veces en tanto que los inmigrantes lo hicieron un poco más de tres veces. En el nivel mundial resulta muy claro que la emigración se disparó con la fase capitalista neoliberal instrumentada en los años ochenta del siglo XX. Se ve en la siguiente gráfica[3] que el crecimiento acumulado de la población inmigrada supera al de la población mundial sólo en los años ochenta.

inmigracion_mundial

Como la inmigración es un fenómeno mundial, las burguesías nacionales han hecho dos cosas: han ilegalizado la inmigración desde hace muchos años y han culpado de sus problemas de empleo y violencia a los propios inmigrantes. Sin el menor rastro de solidaridad humana, los burgueses amenazan, encarcelan y deportan a los inmigrantes en todo el mundo.  Mientras la acumulación se desarrolló sin tropiezos aprovecharon el flujo de indocumentados para mantener los salarios bajos. En EUA, por ejemplo, los salarios reales medios actuales son semejantes a los de mediados de los años setenta. Al entorpecerse la acumulación usan de chivos expiatorios a los indocumentados para que los trabajadores no busquen las verdaderas causas en la estructura capitalista que precariza al trabajo mundialmente.

Hay unanimidad entre las derechas nacionales sobre la inmigración indocumentada o “ilegal” como la llaman. Una muestra de lo anterior es lo que dicen los descendientes del dictador Francisco Franco en Cataluña. Con la victoria electoral del fascista Trump, basada en gran parte en su política antinmigrante, Plataforma por Cataluña, una agrupación ligada al Partido Popular, celebró el triunfo del multimillonario estadounidense y declaró: “Se abre una oportunidad única para frenar la globalización, las guerras por intereses económicos, la tolerancia con la inmigración masiva y la financiación al islamismo radical.”[4]

Los problemas son globales, como lo es el capitalismo; los trabajadores deberemos actuar localmente para combatirlos sin perder de vista que estamos obligados a actuar también globalmente. Los mexicanos debemos ser solidarios con los mexicanos que están aquí o en cualquier parte del mundo; pero también con los centroamericanos que cruzan nuestro país y con los trabajadores de cualquier parte del mundo que el capitalismo obliga a emigrar.

Notas

[1] Durand, J. “Migración y capitalismo imperfectoLa Jornada, 25-IX-2008

[2] La gráfica es elaboración propia con datos del PEW Hispanic Center

[3] La gráfica es elaboración propia con datos del Anuario de migración y remesas, SG y otras instituciones, México 2016

[4] Ver http://www.plataforma.cat/noticies/3402/pxc-respecte-celebra-la-victoria-de-donald-trump-als-estats-units.html