Archivo de la categoría: Valor trabajo

Desviaciones entre precios equivalenciales y precios de mercado

Işıkara, Güney, y Patrick Mokre. «Price-Value Deviations and the Labour Theory of Value: Evidence from 42 Countries, 2000–2017.» Review of Political Economy, 10 de abril de 2021, 1-16.

Resumen

La relación entre precios y valores trabajo ha sido fuente de fructíferas controversias desde los primeros economistas políticos clásicos. La supuesta refutación de la teoría del valor trabajo fue parte integral del ataque marginalista contra el análisis clásico y marxista. Sin embargo, el análisis estadístico de las relaciones precio-valor ha sido posible, gracias a los datos disponibles, desde finales del siglo XX sugiere una fortaleza empírica considerable de la teoría del valor trabajo. Trazamos la historia intelectual de la relación precio-valor y su vínculo inseparable con la competencia capitalista a través de Smith, Ricardo, Marx y Sraffa. Siguiendo a Shaikh y Ochoa, presentamos un modelo empírico para probar sus hipótesis de que (1) los valores trabajo regulan los precios de producción y (2) sirven como centros gravitacionales para los precios del mercado. El análisis de un amplio conjunto de datos de 42 países y 15 años muestra solo desviaciones pequeñas y estables y, por lo tanto, respalda el análisis económico político clásico. Con una muestra de más de 36.000 vectores de precios, proporcionamos el análisis empírico más completa de esta clase y generalizamos los resultados que se han encontrado en la literatura relevante.


Es un artículo muy completo: analiza más datos que cualquier otro. Sus conclusiones son las todos los que conozco: hay sustento empírico para la teoría del valor trabajo. Las deesviaciones que calcula son entre la producción bruta ramal a precios equivalenciales (direct prices según Shaikh) y la producción bruta a precios de mercado normalizando los datos para que las producciones brutas totales sean iguales. Hace lo mismo para calcular desviaciones entre precios de producción y precios de mercado. No considera el capital fijo por falta de datos para poder incluirlo. Para considerar la calificación del trabajo usa los salarios de la misma manera que hacen otros autores.

Los resultados muestran desviaciones pequeñas entre precios equivalenciales y precios de mercado. Un resultado semejante se obtuvo para las desviaciones entre precios de producción y precios de mercado. En otra entrada comentaré más sobre este artículo. Por ejemplo, ¿por qué México muestra una desviación tan grande?

Hay que criticar el marco teórico de este, y otros trabajos, que hablan de los puntos de contacto entre Ricardo y Marx sin señalar sus diferencias; aunque no es sencillo incluir dichas diferencias en el análisis empírico.

Teoría del valor trabajo, una charla didáctica

Inician trabajos de rescate de los 63 mineros de Pasta de Conchos ...

En el video cuyos enlaces pongo a continuación podrá ver mi interpretación de la teoría del valor marxista. Considero que es una teoría formulada por Marx, a pesar de que él no escribió nada con ese título, y que ha sido desarrollada por varios de sus seguidores. La teoría desde mi punto de vista es muy original y poderosa; aunque permanece sin una versión aceptada por una mayoría de marxistas. Está formulada con diversos niveles de abstracción que resultan adecuados para los distintos problemas donde se la ocupa. Con las teorías del valor y de la plusvalía es posible entender por qué el sistema capitalista impulsa de manera desbocada la producción al acumular una buena parte del trabajo excedente al que obliga a los trabajadores. Dichas teorías están firmemente entrelazadas y explican otro aspecto destacadísimo del capitalismo su continuo, aunque contradictorio, impulso al aumento de la eficacia del trabajo humano. Las teorías del valor y de la plusvalía son esenciales para entender por qué el capitalismo es un sistema autolimitado que nos ha puesto claramente ante la disyuntiva: el capital o la vida.

La teoría del valor trabajo fue formulada por Marx a partir de una crítica superadora del legado de Smith y Ricardo. Estos introdujeron algunos de los elementos de la teoría del valor trabajo

El video está en 4 partes:

Teorías del valor: Carlos Marx y los Marxistas
Planteo mi versión de la teoría del valor basándome en Marx y comentando algunas interpretaciones. Destaco la contrastación empírica de la teoría del valor trabajo y refuto la crítica de que se trata de una correlación espuria.


Parte 1 https://youtu.be/V6V1yEkV0ww
Parte 2 https://youtu.be/8848ZdG1lQ0
Parte 3 https://youtu.be/DeKR4yeEbLU
Parte 4 https://youtu.be/3AcUb7HVvoU

Precio negativo del petróleo y ley del valor trabajo — Rolando Astarita [Blog]

Un lector del blog me escribe preguntando cómo analizar el precio negativo del petróleo desde la perspectiva marxista. Y agrega: “he visto cómo los liberales dicen que esto prueba que el valor es subjetivo”. En lo que sigue propongo una explicación desde el enfoque de la ley del valor trabajo. Precio negativo Como han informado […]

a través de Precio negativo del petróleo y ley del valor trabajo — Rolando Astarita [Blog]

Austriacos: imposibilidad de derivar precios de utilidades — Rolando Astarita [Blog]

Esta nota es una continuación de las entradas anteriores referidas a la escuela de Economía austriaca (véase aquí, aquí, aquí, aquí). Analizamos ahora cómo los economistas austriacos “derivan” los precios de las imaginadas ordenaciones individuales. Tomamos el ejemplo con el que Rothbard (2009) lo explica: Johnson tiene caballos y Smith cestas de pescado. Según su […]

a través de Austriacos: imposibilidad de derivar precios de utilidades — Rolando Astarita [Blog]

¿Cómo se produce el ejército de reserva del capitalismo?

Resultado de imagen para productividad capitalista

Alejandro Valle Baeza

Si una mercancía cuesta el doble de trabajo social que otra, se podrá consumir la mitad de lo que se puede consumir de la segunda. Esa es una realidad social objetiva. Contabilizar trabajo exige además hacerlo con el directamente empleado, considerar los medios de producción utilizados, es decir el trabajo indirecto. Por ejemplo, en la agricultura la semilla, los fertilizantes, la maquinaria, etc. Al contabilizar ambos tipos de trabajos se puede distribuir correctamente cuánto trabajo se dedica a reponer los medios de producción utilizados y cuánto a producir nuevas mercancías y servicios para el consumo presente o la producción futura.

Cuando el trabajo de un proceso productivo es contabilizado por debajo de lo efectivamente gastado se dificultará su reproducción llegando incluso a su interrupción definitiva. La contabilidad capitalista es en realidad una medición del trabajo por la vía de que los precios miden aproximadamente el trabajo gastado. Esto se hace midiendo en dinero el trabajo; por ejemplo, en México, medio millón de pesos representa un año de trabajo. De manera que un auto que cueste 250 mil pesos significa aproximadamente seis meses de trabajo social.

En otra ocasión analizaremos las desviaciones entre los trabajos gastados y los reconocidos en el capitalismo. Por ahora ignoraremos dichas desviaciones para centrarnos en sólo una: la desviación entre el tiempo trabajado total realizado por los asalariados y el trabajo necesario sólo para reproducir su existencia. Si los asalariados recibieran por cada año trabajado medio millón de pesos no habría ganancias. La clase capitalista explota a los trabajadores pues paga 150 mil pesos por año en promedio. Lo que sería un error, científicamente hablando, es un doble acierto desde el punto de vista capitalista: posibilita la plusvalía o excedente capitalista y ayuda al control del trabajo asalariado.

El que una cantidad de dinero represente una cantidad de trabajo mayor que el salario lo logra el capitalismo por la simple vía de tratar de producir mercancías que le dejan una ganancia “promedio” o superior aunque no todos los capitales lo logran. A la larga los capitales que no obtengan dicha ganancia languidecen y desaparecen. El capitalismo puede presentar su proceso de explotación como un justo intercambio mercantil.

Los economistas ingleses Adam Smith y David Ricardo pudieron hablar de esto sin mencionar la explotación. Marx analizando la realidad capitalista con el mismo supuesto simplificatorio de ellos, de que una cantidad monetaria representa la misma cantidad de trabajo social en toda la economía, descubrió y destacó la explotación capitalista. Para Marx el capitalismo no es una sociedad armónica sino que está basada en el antagonismo entre productores y apropiadores del excedente o capitalistas.

El capitalismo evoluciona creando la base material de una sociedad humana libre de restricciones económicas al mismo tiempo que impone límites cada vez más duros contra el desarrollo humano. Ya enumeramos antes los límites económicos, ambientales y sociales que el capitalismo del siglo XXI nos impone. El capitalismo es una especie de cáncer que llevará a la muerte a la especie humana si no lo detienen los trabajadores conscientes.1

La segunda consecuencia de la existencia de una desviación entre el dinero que representa una unidad de trabajo social –por ejemplo medio millón de pesos por año y el salario que recibe en un año el trabajador –por ejemplo 150 mil pesos al año-, es que el capital crece más que el trabajo. Cuando una empresa ahorra 150 mil pesos en medios de producción es distinto de cuando ahorra esa misma cantidad en salarios. El aumento de productividad es una asimétrica reducción de costos. Una disminución de 150 mil pesos representa un ahorro de 4 meses de trabajo social cuando se hace en medios de producción pero significa un ahorro de un año cuando se ahorra en trabajo asalariado. Por esta vía, el capital, que es trabajo acumulado producido por los trabajadores, crece cada vez más con respecto al trabajo necesario para hacer funcionar dicho capital.

Un ejemplo ilustra el aumento capitalista de la productividad. En 1960 General Motors (GM) tenía un capital de 8553 millones de dólares y 595151 empleados es decir 14371 dól. por trabajador. Para 2015 GM tuvo un capital de $194,520 mill. dol. pero tan sólo 215000 empleados (casi un tercio de los que había en 1960) y 904744 dól. trabajador2.

GM acumuló pues su capital creció más de 100 veces en términos monetarios. En trabajo creció menos, pues ha habido inflación, por lo que una unidad monetaria representa menos trabajo hoy que en 1960; pero con certeza se ha expandido el capital de GM varias veces en los 55 años analizados. En cambio la fuerza de trabajo ha disminuido a poco más de un tercio del que había en 1960. Es decir, el trabajo que estaba detrás de los medios de producción que se utilizaban en GM creció mientras que el trabajo directamente realizado disminuyó al abatirse el número de trabajadores de la empresa. GM se declaró en quiebra en 2009 con la crisis iniciada en 2008. Parte de las acciones de GM son propiedad de los trabajadores pues de esa manera la empresa pagó parte de los salarios que no cubrió por su mala situación.

Una parte del capital de GM no produce plusvalía pero la mayoría de él es propiedad de capitalistas. El aumento de productividad seguiría favoreciendo el crecimiento del capital por encima del aumento del trabajo. incluso si GM fuera íntegramente una cooperativa propiedad de sus trabajadores; pues los medios de producción se hacen para cualquier tipo de empresa y las otras automotrices exigirán ahorro de costos salariales. Por esta razón y por otras que no podemos discutir aquí, los trabajadores necesitamos construir una sociedad superior a la capitalista; una donde la plusvalía no exista porque no habrá trabajo asalariado.

El mismo mecanismo económico que ayuda a producir y ocultar el origen y monto del excedente facilita la producción de trabajadores sobrantes en el capitalismo. Los trabajadores que están desempleados o con trabajos precarios “sobran” y son indispensables para que los empleados laboren disciplinadamente a las órdenes del capital. No obstante no parece haber un límite superior al tamaño del ejército de reserva. Si es demasiado grande, tal como está siendo hoy en todo el mundo significa que el capitalismo está alcanzando su límite económico. Ello nos urge para que en terreno político sustituyamos está forma opresiva de vida pues está ya en decadencia.

Fuente: La Izquierda Diario

Relacionado: Degradación de la vida y crisis ambiental: ¿qué alternativa hay al capitalismo?

Reseña de “Money and Totality” de Fred Moseley — Rolando Astarita [Blog]

Fred Moseley acaba de publicar un importante libro, Money and Totality. A Macro-Monetary Interpretation of Marx’s Logic in Capital and the End of the “Transformation Problem”, (Leiden, Brill, Historical Materialism Book Series). Ha sido editado en tapa dura por Brill (http://www.brill.com/products/book/money-and-totality) y en octubre próximo será publicado en tapa blanda por Haymarket. Moseley es un […]

a través de Reseña de “Money and Totality” de Fred Moseley — Rolando Astarita [Blog]