EL SOCIALISMO NO SE HA IDO AL LIMBO

Originalmente publicado en Leonardo Boff:

En memoria del lider socialista Eduardo Campo, candadato a la Presidencia de Brasil, muerto en un accidente aereo.

Nuestra generación ha visto caer dos muros aparentemente indestructibles: el muro de Berlín en 1989 y el muro de Wall Street en 2008. Con el muro de Berlín se derrumbó el socialismo que existía realmente, marcado por el estatismo, el autoritarismo y la violación de los derechos humanos. Con el muro de Wall Street, se deslegitimó el neoliberalismo como ideología política y el capitalismo como modo de producción, con su arrogancia, su acumulación ilimitada (greed ist good = la ganancia es buena), al precio de la devastación de la naturaleza y de la explotación de las personas.
Se presentaban como dos visiones de futuro y dos formas de habitar el planeta, incapaces ahora de darnos esperanza y de reorganizar una convivencia planetaria en la cual puedan caber todos y que asegure las…

Ver original 776 palabras más

WalMart: el negocio de la pobreza

Explotación en una de las principales transnacionales del mundo

  • La segunda empresa con más beneficios de Estados Unidos es conocida por sus abusivas prácticas laborales

En los almacenes, mientras descargaba camiones a las cuatro de la madrugada, podía leer los carteles de “perritos calientes gratis si conseguimos 15 días sin accidentes, pizza si son 30, el sorteo de una Xbox 360 si son 90 días, una tele de plasma si son 120 días”. A pesar de las estratagemas para evitar denuncias por accidente laboral, nunca vi que el contador de “días sin accidentes” pasara de 12.

Mis compañeras de trabajo, como la abuela que se abrió la cabeza al caerse de una estantería y sigue trabajando el turno de madrugada con 65 años, la licenciada con máster, pluriempleada para conseguir tres sueldos mínimos con los que pagar su préstamo universitario, también la cajera que era ingeniera ambiental en su país, el casi septuagenario que carga sacos de abono en furgonetas, o la veinteañera en bancarrota que apenas puede pagar las facturas y no tiene para comer, forman parte de los casi dos millones de personas que trabajan para Walmart en Norteamérica.

Sigue leyendo

Featured Image -- 3159

Entrevista: «De no lograrse un alto el fuego en Ucrania, el peligro de que se extienda la guerra es real», Pedro A. García Bilbao/ Sociología Crítica

Originalmente publicado en Sociología crítica:

Entrevista: «De no lograrse un alto el fuego en Ucrania, el peligro de que se extienda la guerra es real», Pedro A. García Bilbao/ Sociología Crítica

Descargar texto en PDF: entrevista.guerra.peligro.real.DT.SC.25.8.14

«El mensaje transmitido con Ucrania a Rusia es muy claro: lo sucedido a Ucrania es el futuro de Rusia, cooptar a sus elites oligárquicas, separarlas de su base nacional, peligro de guerra civil, hundimiento nacional y división de su territorio para el mejor saqueo de sus recursos naturales. Rusia, en este conflicto no es simplemente un vecino curioso o entrometido, es claramente el siguiente objetivo si esto no se para».

«si hay algún responsable aquí es el senador MacCain y los planes de injerencia norteamericanos que llevaron al golpe de estado empleando a los neonazis como secciones de asalto. Alguien se equivocó notablemente al sacar al monstruo nazi de la caverna y pasearlo por las calles de una ciudad…

Ver original 4.553 palabras más

My Heartbreaking Walmart Story: How Working There Devastated My Family

La universidad no debe ser privada para tener calidad

La USP no sólo transmite conocimiento, también lo crea

“En 1934 la intelectualidad de Sao Paulo había perdido la disputa por un proyecto constitucionalista de país contra un régimen dictatorial; por ello los intelectuales paulistas se dijeron: ‘perdimos la guerra, pero ahora debemos ganar con el conocimiento’. Así surgió la universidad”

Foto
El rector de la USP, Marco Antonio Zago, destacó que la alianza entre las tres principales universidades de América Latina debe enviar un mensaje a gobiernos y grupos empresariales de las tres naciones para entender que la cooperación tripartita es fundamental Foto Cortesía de Della Rocca Imagens/Universia
Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada
Lunes 18 de agosto de 2014, p. 12

Para el rector de la Universidad de Sao Paulo (USP), Marco Antonio Zago, esta casa de estudios es sin duda la más importante de Brasil y una de las mejores de Iberoamérica.

En entrevista con La Jornada, señaló que el éxito de esta institución universitaria a escala nacional e internacional se debe sobre todo a tres factores: su gratuidad, pues cuenta con una partida de financiamiento ya establecida que corresponde exclusivamente al estado de Sao Paulo; que la promoción de académicos se realiza con base en los méritos y el trabajo de investigación, y su historia, fundada en 1934 luego que la sociedad intelectual de Sao Paulo fue derrotada por el régimen dictatorial de entonces.

En años recientes la USP se ha colocado como una de las mejores instituciones académicas de estudios superiores de la región. Cada año gradúa a más de 2 mil 300 doctores, número similar al de estudiantes que terminan su doctorado en todo México; realiza 30 por ciento de la investigación de Brasil, y se ha ubicado como la mejor de Iberoamérica dentro de las clasificaciones internacionales.

Es una institución con más de 90 mil estudiantes, 58 mil de ellos de licenciatura y el resto entre maestría, doctorado y especializaciones; 6 mil profesores y más de 60 mil trabajadores. Cuenta con ocho campus en el estado de Sao Paulo, donde se imparten 94 carreras y 233 programas de posgrado.

El rector de esta casa de estudios, nombrado a principios de este año, atendió la solicitud de entrevista de este diario durante los trabajos del tercer Encuentro Internacional de Rectores Universia, que se efectuaron los pasados 28 y 29 de julio en Río de Janeiro, Brasil, donde se dieron cita más de mil 100 dirigentes universitarios y que fue apoyado por banco Santander. Durante la charla señaló que uno de sus proyectos centrales al frente de la USP será lograr que, para 2017, 50 por ciento de los estudiantes que ingresen a la casa de estudios provengan de escuelas públicas.

Principal promotor del convenio que la USP firmó con las universidades Nacional Autónoma de México y de Buenos Aires, para impulsar el intercambio académico, docente y de investigación conjunta, Zago resaltó que la alianza entre las tres principales casas de estudio de América Latina debe enviar un mensaje a gobiernos y grupos empresariales de estas naciones para entender que la cooperación tripartita es fundamental.

–¿Cuál es el secreto del éxito de la USP?

–No hay secreto; es la consecuencia del trabajo de la institución a lo largo de su historia, y se debe principalmente a tres factores. Primero, su fundación. Se trata de la primera universidad de investigación en Brasil, creada en 1934, quizá muy tarde en relación con otros países de América, y esto se debió a que, al contrario de los españoles, que promovieron la creación de universidades en este Continente (en la época colonialista), los portugueses prohibieron la educación superior en Brasil.

“En 1934 Sao Paulo era un estado muy poderoso económicamente, pero su intelectualidad había perdido la disputa por un proyecto constitucionalista de país contra un régimen dictatorial; por ello los intelectuales paulistas se dijeron: ‘perdimos la guerra, pero ahora debemos ganar con el conocimiento’. Así fue como surgió la USP, y desde el principio en sus estatutos se asentó no sólo la necesidad de transmitir conocimiento, sino de crearlo. De ahí surge nuestra vocación por el compromiso social.

“El segundo factor es que la USP preserva muchos principios de mérito; por ejemplo, para llegar a ser profesor titular es necesario hacer concursos y mostrar producción científica. Esta cobranza de mérito está desapareciendo en las otras universidades federales brasileñas.

Tres, el financiamiento. El estado de Sao Paulo financia a sus tres universidades, a diferencia del resto de las casas de estudio del país, donde la mayoría dependen de los financiamientos anuales del gobierno federal. Pero las tres universidades paulistas reciben una partida garantizada del gobierno del estado. Con ello tenemos un presupuesto permanente defendido y que no sufre modificaciones, aun cuando el partido en el gobierno cambie.
Sigue leyendo

Gaza – the prison economy

Originalmente publicado en Michael Roberts Blog:

Think of a prison.  It’s overcrowded; it lacks modern facilities and it is a daily struggle for the prisoners to survive.  The prison wardens are well equipped for security. Their governors come and go. Some are ‘liberal’ and try to reach a harmonious relationship with the prisoners and even improve conditions, although they do not release them. They would prefer that they did not exist.

The problem is that the prisoners to a man and a woman feel that they are unjustly imprisoned with the judge and jury in the pockets of the corrupt and racist governors.  So occasionally, they rebel and even kill some of the wardens in prison riots or assassinations.  Then tyrannical and sadistic governors take over and, with the backing of enraged wardens, carry out punitive attacks on the prisoners, killing and injuring many of them. The wardens also destroy the prison facilities every so often…

Ver original 1.120 palabras más

“¿Cómo pueden ser objetivos los periodistas al escribir sobre niños muertos?”

Aspecto de la región de Beit Lahiya, franja de Gaza, tras los bombardeos que lanzó Israel la semana pasada, incluida una escuela que servía de refugio a palestinos. Foto Reuters
Aspecto de la región de Beit Lahiya, franja de Gaza, tras los bombardeos que lanzó Israel la semana pasada, incluida una escuela que servía de refugio a palestinos. Foto Reuters

Buscando un eco

American Curios
David Brooks
¡Qué horror!, se repite entre compañeros de este periódico y entre colegas del gremio en otros medios del mundo. Las imágenes y notas redactadas, editadas y publicadas de niños en infiernos desolados y ensangrentados tanto en Gaza como en el trayecto desde Centroamérica hasta los centros de albergue/detención en la frontera estadunidense se trasmiten como si fueran balazos de ametralladora atinados al corazón de la humanidad.

¿Cómo se puede justificar todo esto? ¿Cómo se aguanta? Las cosas han llegado a tal extremo que ponen en duda la misma labor periodística: si las imágenes y las palabras que enviamos ya no provocan un respuesta suficiente para frenar todo esto, un basta ya, entonces algo ya no funciona. Se supone que como periodistas intentamos cumplir con la obligación de contar, documentar, dar a entender hasta lo posible lo que sucede para que todo ciudadano pueda decidir cómo responder, y para someter el poder al juicio popular, o sea, hacer que el gobierno rinda cuentas por lo que hace en nombre de todos. Pero por ahora pareciera que estamos condenados a contar la misma historia una y otra vez. Como si Sísifo fuera periodista. Sigue leyendo

Página personal

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 453 seguidores