Archivo de la etiqueta: México

El pésimo salario mínimo mexicano de 2018

1: Salario mínimo diario real 2007-17 en pesos de 2010. Fuente: Informe 2018 Observatorio de Salarios de la UIA.

 

Alejandro Valle Baeza

El Informe 20181 del Observatorio de Salarios de la Universidad Ibero Americana (UIA) afirma que el salario mínimo ha permanecido estancado entre 2007 y 2018; aún cuando se dieron dos aumentos considerables en 20172, si se toma en cuenta el aumento de precios de los productos de la canasta básica.

La gráfica anterior es un tanto ambigüa pues el año de 2018 no ha concluido y no se aclara eso en el informe. No obstante parece que esa afirmación es correcta pues coincide, en términos generales, con lo mostrado por la Organización
internacional del trabajo en su Panorama Laboral 2017 de América Latina y el Caribe.

Según el observatorio sobre salarios el salario mínimo mexicano en los primeros meses de 2018 era de 59.38 pesos de 2010 y en 2007 de 59.133,
es decir sin cambio significativo en diez años.

2: Incremento acumulado del salario mínimo real 2005-2015

Según el Panorama Laboral 2017 el salario mínimo real mexicano se había incrementado 3 % entre 2005 y 2015, usando el índice de precios al consumidor que como muestra el Observatorio ha crecido menos que los precios de la canasta básica. De todos modos 3 por ciento es muy poco si se considera que la productividad aumentó durante ese
período y además los trabajadores con salarios cercanos al mínimo gastan en productos básicos y no en los de la canasta promedio.
Contrástese, por ejemplo, México con Uruguay donde el salario mínimo real aumentó 107% en el mismo período.

México, a pesar de ser un país de los de mayor ingreso per cápita en América Latina muestra uno de los peores desempeños en aumento salarial. Además tiene el peor
nivel de salario mínimo de los países de AL si se considera la línea de pobreza:

3: América Latina: relación del salario mínimo con la línea de pobreza por persona según país. 2005-2014

El salario mínimo en México es cercano al 70% de la línea de pobreza; todos los demás considerados por la OIT están por encima de sus respectivas líneas de pobreza.
Esto es el resultado de las acciones de las empresas asentadas en México y de los gobiernos que desde hace 30 años, PRI y PAN, establecen las políticas salariales.

1En el informe se“documenta la precariedad en las condiciones laborales de la población trabajadora con énfasis en la población joven entre 15-29 años de edad.” pag. 3
3Con pesos reales de 2010 se quiere decir, por ejemplo, que el salario nominal de 2018 puede comprar las mismas mercancías y servicios que un salario de 59.38 pesos en 2010

 

Anuncios

No somos los centroamericanos ni los mexicanos: es el capitalismo

Mapa de México antes de la guerra donde EUA le arrebató California, Texas, etcétera en el siglo XIX.

Alejandro Valle Baeza

“Hasta la década de los 90 los veracruzanos habían resistido la tentación de irse al norte. El café daba para vivir, unos años bien y otros mal, de igual modo la caña de azúcar, la vainilla ancestral, el cacahuate y los cítricos. Los campesinos jarochos no eran ni ricos ni pobres, la iban pasando y eso era más que suficiente para quedarse a gusto en su terruño. Pero llegaron los políticos neoliberales al poder, se firmó el TLC, se abandonó el campo, se desató la crisis internacional del café y se negoció, de la peor forma posible, la cuota de azúcar con Estados Unidos. Todo se vino abajo. En 1993, Veracruz aportaba 0.37 por ciento del flujo migratorio nacional y en el año 2000 saltó al quinto lugar y aportaba 5.6 por ciento del total de cerca de medio millón de migrantes. La migración creció más de 500 por ciento en tan sólo una década, y Veracruz pasó de ser un estado fundamentalmente agrícola, que fijaba a la población en su terruño, a ser un exportador neto de población.”[1]

Con el TLCAN siguió aumentando la emigración mexicana, principalmente hacia los Estados Unidos de América, pero ésta ya venía creciendo desde antes, con la apertura comercial. Los salarios reales de los mexicanos empezaron a caer desde 1976 cuando cayó el precio del petróleo. Los políticos neoliberales mexicanos y los del todo el mundo hicieron lo que las leyes ciegas del capitalismo les ordenaron hacer: quitar subsidios al campo y permitir la competencia entre campesinos y las grandes empresas capitalistas. El resultado, no sólo en México, fue que los campesinos tuvieron que abandonar abruptamente su forma de vida y trasladarse a las grandes ciudades de su país o ir al extranjero como asalariados.  El cambiar su forma de vida no es, en la mayoría de los casos, una decisión placentera sino una imposición violenta del capitalismo.  Entre 1970 y 2015 la población residente en los EUA de origen latino creció 600 por ciento aproximadamente mientras que la población total aumentó, tan sólo, cerca del 50 por ciento  como se observa en la gráfica:

inmigrantes_vs_poblacion_usa

En 1970 había 9.6 millones de residentes de origen latino y para 2015 ya eran 56.6 millones.  [2]

Estos datos pueden ser presentados fácilmente por la derecha como una “invasión” que “explica” los problemas de los estadounidenses no latinos. Los pobres mexicanos y centroamericanos obligados a abandonar sus países por efectos de la acumulación capitalista emigran a un país rico que, a su vez, empobrece y precariza a sus propios trabajadores.  Una muestra de la verdad anterior es que el fenómeno de una emigración que crece más rápido que la población es un fenómeno mundial.

Entre 1960 y 2015 la población mundial creció un poco más dos veces en tanto que los inmigrantes lo hicieron un poco más de tres veces. En el nivel mundial resulta muy claro que la emigración se disparó con la fase capitalista neoliberal instrumentada en los años ochenta del siglo XX. Se ve en la siguiente gráfica[3] que el crecimiento acumulado de la población inmigrada supera al de la población mundial sólo en los años ochenta.

inmigracion_mundial

Como la inmigración es un fenómeno mundial, las burguesías nacionales han hecho dos cosas: han ilegalizado la inmigración desde hace muchos años y han culpado de sus problemas de empleo y violencia a los propios inmigrantes. Sin el menor rastro de solidaridad humana, los burgueses amenazan, encarcelan y deportan a los inmigrantes en todo el mundo.  Mientras la acumulación se desarrolló sin tropiezos aprovecharon el flujo de indocumentados para mantener los salarios bajos. En EUA, por ejemplo, los salarios reales medios actuales son semejantes a los de mediados de los años setenta. Al entorpecerse la acumulación usan de chivos expiatorios a los indocumentados para que los trabajadores no busquen las verdaderas causas en la estructura capitalista que precariza al trabajo mundialmente.

Hay unanimidad entre las derechas nacionales sobre la inmigración indocumentada o “ilegal” como la llaman. Una muestra de lo anterior es lo que dicen los descendientes del dictador Francisco Franco en Cataluña. Con la victoria electoral del fascista Trump, basada en gran parte en su política antinmigrante, Plataforma por Cataluña, una agrupación ligada al Partido Popular, celebró el triunfo del multimillonario estadounidense y declaró: “Se abre una oportunidad única para frenar la globalización, las guerras por intereses económicos, la tolerancia con la inmigración masiva y la financiación al islamismo radical.”[4]

Los problemas son globales, como lo es el capitalismo; los trabajadores deberemos actuar localmente para combatirlos sin perder de vista que estamos obligados a actuar también globalmente. Los mexicanos debemos ser solidarios con los mexicanos que están aquí o en cualquier parte del mundo; pero también con los centroamericanos que cruzan nuestro país y con los trabajadores de cualquier parte del mundo que el capitalismo obliga a emigrar.

Notas

[1] Durand, J. “Migración y capitalismo imperfectoLa Jornada, 25-IX-2008

[2] La gráfica es elaboración propia con datos del PEW Hispanic Center

[3] La gráfica es elaboración propia con datos del Anuario de migración y remesas, SG y otras instituciones, México 2016

[4] Ver http://www.plataforma.cat/noticies/3402/pxc-respecte-celebra-la-victoria-de-donald-trump-als-estats-units.html

Académicos, intelectuales y periodistas llaman a instalar un Congreso Popular en México

Redacción de La jornada

Los integrantes del Congreso Popular votarán una propuesta para
revocar las reformas constitucionales en materia energética y analizarán posibles acciones de resistencia civil pacífica para el próximo 18 de marzo en el contexto del aniversario de la expropiación petrolera.
La iniciativa ciudadana argumenta en su exposición de motivos, difundido en el portal congresopopular.org, que la clase política ha traicionado al pueblo, se violan cotidianamente los derechos enarbolados por la Constitución de 1917, la mal llamada “transición democrática” no cumplió con el mandato ciudadano para acabar con la corrupción, la violencia, pobreza, mentira y el abuso de poder de oligarquías apatriadas y avariciosas.
“Los representantes populares no representan al pueblo de México, las instituciones no aseguran el respeto a la ley. Los gobiernos no miran por el bien común y se encuentran coludidos con los más abyectos intereses. Los medios de comunicación hegemónicos, desinforman e incomunican a los ciudadanos”, sostiene.
Las bases para registrarse se encuentran en la página de Internet y podrán presentar sus candidaturas para participar en la sesión de instalación del Congreso Popular cualquier ciudadano mexicana o mexicano con independencia de su lugar de residencia, edad, condición física, raza, genero, estado civil, preferencia sexual, convicciones religiosas u orientaciones ideológicas.
Los interesados deberán subir sus datos personales y de contacto, junto con una pequeña autobiografía y una carta de exposición de motivos, ambos de entre 150 y 300 palabras.
La convocatoria estará abierta a partir de este viernes a las 9 de la mañana hasta el miércoles 29 de enero a las 24 horas y será difundida a través de las redes sociales como Twitter: @Congres_Popular, con el uso de la etiqueta #CongresoPopular y en la página de Facebook.En la lista de convocantes a la instalación al Congreso Popular figuran entre otros: los periodistas Lydia Cacho, Julio Hernández López, Virgilio Caballero, Ricardo Ravelo, Diego Enrique Osorno y Sanjuana Martínez; el obispo Raúl Vera y los sacerdotes Alejandro Solalinde y Miguel Concha; los actores Jorge Zárate, Jesusa Rodríguez, Dolores Heredia, Damián Alcazar y Daniel Giménez-Cacho; los escritores Elena Poniatowska, Javier Sicilia y Fabrizio Mejía; los líderes sociales Minervino Morán, Pedro Hernández, Robespierre Moreno y Martha Sánchez Néstor; los compositores Liliana Felipe, Fernando Rivera Calderón y Rubén Albarrán; los defensores de derechos humanos Abel Barrera, José Rosario Marroquín, Marusia López, Manuel Fuentes Muñiz y Jesús Robles Maloof; los académicos John Ackerman, Enrique Dussel, Irma Eréndira Sandoval, Magdalena Gómez, Hugo Aboites, Benjamín Arditi, Julio Bolvitnik, Massimo Modonessi y Alberto Betancourt; los caricaturistas Rafael Barajas, José Hernández, Antonio Helguera, Trino y Patricio, así como destacados líderes mexicanos residentes en el extranjero como Jorge Mújica, Vicente Serrano y Humberto Martínez.
Los coordinadores darán una conferencia de prensa el próximo lunes 27 de enero a las 9:00 de la mañana en el Club de Periodistas, que se
localiza en Filomeno Mata 8, Centro de la Ciudad de México, en la que darán a conocer los detalles de la convocatoria.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/01/24/academicos-intelectuales-y-periodistas-llaman-a-instalar-un-congreso-popular-9628.html