Archivo de la categoría: Keynesianismo

Thomas Piketty y Karl Marx, dos visiones totalmente diferentes del capital

Eric Toussaint

En su libro El capital en el siglo XXI [1] Thomas Piketty [2] hace una precisa recopilación de datos y un trabajo útil con su análisis de la distribución desigual de la riqueza y la renta, pero es importante destacar que algunas de sus definiciones son confusas y cuestionables. Tomemos la definición de capital propuesta por Thomas Piketty: «En todas las civilizaciones el capital cumple dos grandes funciones económicas: sirve, por una parte, para alojarse (es decir, para producir “servicios de vivienda”, cuyo valor calculado a partir del arrendamiento de las habitaciones consiste en el bienestar de dormir y vivir bajo un techo en lugar de a la intemperie) y, por la otra, como factor de producción para elaborar otros bienes y servicios…»

Aquí nos sumerge Piketty en una historia fantasiosa de la humanidad en la que el capital ha estado presente desde el principio

Y continúa: “Históricamente, las primeras formas de acumulación capitalista parecen referirse tanto a las herramientas (pedernal, etc.) como a los acondicionamientos agrícolas (cercas, irrigación, drenaje, etc.) y a los alojamientos rudimentarios (grutas, tiendas, cabañas, etc.), antes de pasar a formas cada vez más sofisticadas de capital industrial y profesional, y a locales de vivienda siempre más elaborados”. Aquí nos vemos sumergidos por Piketty en una historia fantasiosa de la humanidad en la que el capital ha estado presente desde los orígenes y en la que las rentas de una cuenta de ahorros de un jubilado pobre se equiparan con los ingresos del capital.

El capital según Thomas Piketty

Esta gran confusión encuentra su extensión en el análisis presente en el corazón de su libro El capitalismo en el siglo XXI. Para Thomas Piketty, un apartamento de un valor de 80.000 € o un depósito de 2.000 € en una cuenta postal [3] constituyen un capital, de la misma forma que una fábrica o un edificio comercial de 125 millones de €. Evidentemente, en el día a día muchas personas de todo el mundo consideran que tienen un capital en forma de piso valorado en 80.000 €, al que se suma un seguro de vida de 10.000 € y tal vez 2.000 € en una cuenta postal. Por lo tanto, estarán totalmente de acuerdo con la definición dada por Piketty, los libros de texto de economía tradicional y su banquero. Pero se equivocan porque en la sociedad capitalista el capital es una relación social que permite a una minoría enriquecerse apropiándose del trabajo de otros (ver más abajo).

Seguir leyendo Thomas Piketty y Karl Marx, dos visiones totalmente diferentes del capital

Mission impossible — Michael Roberts Blog

Italian-American economist, Mariana Mazzucato, who works and resides in London, has become a big name in what we might call ‘centre-left’ or even in mainstream economic and political circles.  She has a new book out, Mission Economy: a moonshot guide to changing capitalism. Mazzucato was briefly an economic adviser to the UK Labour Party under […]

Mission impossible — Michael Roberts Blog

Joan Robinson y las ‘políticas de perjuicio al vecino’

Resultado de imagen para competencia comercial países

 

  • La economista keynesiana, de cuya muerte se cumplen 35 años, debió haber ganado el Nobel

Joaquín Estefanía
7 de abril de 2018 – 17:00 CDT

A los 35 años de su muerte recordamos una vez más a la discípula predilecta de Keynes, la economista Joan Robinson (JR), que describió las guerras comerciales, como la que se abre ahora entre EE UU y China, como «políticas de perjuicio al vecino». Su obra fue muy reconocida —y discutida— en los ambientes académicos de su tiempo. Keynes decía que «estaba sin duda entre los seis o siete mejores economistas» de Cambridge, un grupo que incluía a Pigou, Sraffa, Richard Kahn, James Meade o Austin Robinson, el marido de Joan, todos ellos miembros del Cambridge Circus, el grupo de la universidad del mismo nombre en el que se debatía permanentemente de asuntos económicos. Cuando a principios de la década de los años 30 publicó una de sus obras más significativas, Joseph Schumpeter declaró: «Joan era uno de nuestros mejores hombres», considerando que tenía «genuina originalidad». Y John Kenneth Galbraith escribió que «pocas veces en la historia económica ha habido ideas recibidas con tanto entusiasmo y con tan poca crítica».

Seguir leyendo Joan Robinson y las ‘políticas de perjuicio al vecino’

¿Funcionará la trumpeconomía?

Resultado de imagen para trumpeconomics

Alejandro Valle Baeza

Las fuerzas que se mueven detrás del fascista Trump, el presidente electo de los EUA, son muy reaccionarias y complejas. Mucho de lo que pase en el mundo dependerá de cómo se desempeñe esta derecha en el poder; especialmente en la economía pues una de las razones más importantes del triunfo de Trump es que él ofreció cambios en aspectos económicos como la apertura comercial, impuesta por las corporaciones en el TLCAN por ejemplo.  Seguir leyendo ¿Funcionará la trumpeconomía?

“El keynesianismo no es neceseriamente de izquierdas”: Ingo Stützle

frase-pienso-que-modificando-el-capitalismo-sabiamente-puede-volverse-probablemente-mas-eficiente-para-john-maynard-keynes-147645

Axel Berger.entevista a  Ingo Stützle

Las políticas de austeridad en la UE a menudo se presentan como la única alternativa. Por otra parte, mucha gente de izquierdas sueña con una vida mejor más alla del  keynesianismo. Jungle World habló con el publicista y politólogo Ingo Stützle sobre la crisis del euro, la austeridad y el keynesianismo. El estudio de Stützle “Austerity as a
Political Project” (Austeridad como proyecto político) fue publicado este pasado otoño.

Entrevistador: Axel Berger.
JW: ¿Qué quiere decir con “austeridad como proyecto político”?
IS:
El título se refiere a los avances contemporáneos de la eurozona. Planteé la cuestión de cómo el modelo de política financiera del presupuesto equilibrado podría ser europeizada con la creación del euro.
A la larga, esas políticas no caen simplemente del cielo, ni se derivan de la dinámica de la acumulación. Un proyecto político integra fuerzas políticas y sociales dispares que no necesariamente persiguen conscientemente el mismo objetivo. Pero dentro de una situación histórica específica, sus actividades convergen en un resultado común.
Fue el caso del euro y del modelo del presupuesto equilibrado. Desde entonces, Canadá también quiere adoptar legalmente este principio, y el presidente Obama, después del conflicto presupuestario, pidió a los republicanos hacer causa común con él, a pesar de todas sus diferencias, con el motivo de presentar un presupuesto equilibrado. Seguir leyendo “El keynesianismo no es neceseriamente de izquierdas”: Ingo Stützle

Obama, Summers, Goldman Sachs y el saqueo político de la economía

Joseph Stiglitz no podía dar crédito a sus oídos. Ahí estaban, en la Casa Blanca, con el Presidente Clinton pidiendo orientación a los altos cargos del Tesoro estadounidense sobre cuestiones de vida o muerte para la economía norteamericana, cuando el vicesecretario del Tesoro Larry Summers se vuelve hacia su jefe, el secretario del Tesoro Robert Rubin, y suelta: “¿Qué pensaría Goldman Sachs de esto?”

¿¡Cómo!?

En otra reunión posterior, Summers volvió a preguntarlo: “¿Qué pensaría Goldman Sachs de esto?”

Un estupefacto Stiglitz –a la sazón Presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Presidencia— que seguía sin salir de su asombro me contó que se volvió hacia Summers para preguntarle si le parecía adecuado decidir la política económica de los EEUU en función de los “que pensara Goldman” y no, digamos, de los hechos, o, digamos, de las necesidades de la población norteamericana, ya saben, todas esas cosas que se oyen en las reuniones de gabinete de la serie televisiva El ala oeste.

Summers repasó con la mirada a Stiglitz como si de una especie de necio ingenuo que había leído demasiados libros de educación para la ciudadanía se tratara.

Los viajes de ida y vuelta del pensamiento crítico económico

Miren_EtxezarretaMiren Etxezarreta

Resumen: En este artículo se revisa brevemente la evolución del pensamiento económico desde la crisis de los setenta. Se presenta, primero, la evolución que causó el fin del keynesianismo y el resurgir de la economía neoclásica y las políticas económicas neoliberales, para pasar después a revisar los cambios experimentados por el pensamiento marxista . Y se hace una rápida incursión en la alteración que el pensamiento económico ha experimentado con la crisis actual.

Abstract: In this article the evolution of economic tough since the crisis of the seventies is briefly revised. First, the reasons for the decline of Keynesianism are presented together with the ones that led to the recovery of Neoclassical principles and neoliberal policies, and then the development of changes in Marxist economic though is reviewed. A very rapid revision of the changes in the economic though motivated by the present crisis is also intended. Seguir leyendo Los viajes de ida y vuelta del pensamiento crítico económico

The Economic Crisis: Notes from the Underground

Palley

by Thomas I. Palley, Createspace, 2012

This book provides a collection of short essays detailing the causes of the economic crisis and the failure of the economics profession to foresee and explain it. An old adage is “The winners get to write history” and that is proving true in the current moment. Open any major newspaper and the op-ed page contains articles by the same economists and policymakers as before the financial crash of 2008. One myth the winners are looking to promulgate is the crisis was not predicted and not predictable. This claim has a purpose as it excuses the economics profession from its catastrophic intellectual failure. The book challenges this “winners’ version of history” by showing the crisis was predictable and foreseen. The articles provide easy access to both theoretical and policy controversies that continue to be important, and they also show little has been done to fix the root problems. The academy is a club and it resists change because club members benefit from their intellectual monopoly. This monopoly means politicians are all fed roughly the same policy diet. Politicians are also subject to the pull of money and money likes the existing mainstream economic paradigm. Together, this constitutes a powerful sociological system that is hard to crack. Part of cracking it is exposing the failure of economists by showing the crisis was foretold and predicted.»

Sourc: http://www.thomaspalley.com/?p=320

Entrevista al economista postkeynesiano Marc Lavoie

Tomás Lukin

¿Cuál debe ser el objetivo de un Banco Central?

–Debe perseguir objetivos múltiples. Uno de ellos, la inflación, pero también el nivel de empleo y la estabilidad financiera. La crisis global demostró que la independencia de los bancos centrales es una mera ilusión. Para alcanzar esos objetivos es necesario coordinar su accionar con los gobiernos. No se trata de algo novedoso. Los bancos centrales eran un agente del desarrollo hasta los años ‘70. Pero esas funciones fueron abandonadas, dejadas de lado a medida que la derecha fue ganando espacios en la política y los economistas que en su mayoría son conservadores se movieron felices en el mismo sentido y abandonaron las ideas keynesianas originales. Los economistas siguieron la corriente de los políticos.

La utilización de las reservas internacionales para pagar deuda externa desató un importante debate en Argentina en 2010. Hoy todavía persiste una fuerte oposición a su uso. ¿Cuál es su visión?

–El rendimiento de las reservas internacionales de Argentina es mucho menor que la tasa de interés que debe pagar el Gobierno por emitir deuda. En su caso es una jugada eficiente usar las reservas para pagar deuda externa. Durante la convertibilidad Argentina estaba obligada legalmente a mantener una relación entre las reservas y los billetes circulando en la economía. Hoy no tiene ningún sentido preservar esa relación. Es una regla estúpida.

La crisis puso en evidencia las limitaciones de la teoría económica dominante y generó espacios para recuperar visiones alternativas, ¿cómo continuará ese proceso?

–En un punto de la crisis podríamos haber considerado que la emergencia de políticas de corte keynesiano para impulsar los niveles de actividad y sostener el empleo se convertirían en la regla y no en la excepción. Pero un año y medio después de la aplicación de esas políticas y paquetes de estímulo vemos un giro de 180 grados. El FMI que parecía cambiar sus recomendaciones de política económica volvió a ser el mismo de antes. Los organismos internacionales y ministros de Economía y Finanzas de Europa recuperaron sus viejos guiones para volver a hablar de la consolidación fiscal y ajustes.

Lea artículo completo