Archivo de la categoría: Ecología

The People vs Agent Orange

Just by coincidence, the documentary “The People Vs. Agent Orange” that opened on March 6th in virtual theaters could have easily been released to coincide with International Women’s Day that is celebrated on March 8th. The film is a profile of two women who have dedicated their lives to terminating the use of a deadly chemical herbicide that cost the lives of both Americans and Vietnamese. You might rightly assume that the Americans were GI’s serving in Vietnam like Leo Cawley, an economist who hosted “Fearful Symmetry,” on WBAI-FM in the late 80s—the best program on a network that has lost its way. Leo died of complications from a bone-marrow transplant, the after-effects of being exposed to Agent Orange when he was a marine in Vietnam.

But you didn’t have to be in Vietnam to get sick or die from Agent Orange. Unbelievably, after its use was banned in 1971, it eventually sprayed by the millions of gallons in Western Oregon upon the soil that once held millions of trees. After they were cut down, Agent Orange was used to kill the weeds left behind as an aid to reforestation.

full: https://louisproyect.org/2021/03/09/the-people-vs-agent-orange/

Initial release: Economic Plan Language — Paul Cockshott’s Blog

I am making available an economic planning language as first step in providing tools for the Green Plan project. I have done this because it soon became apparent to me that the tools that I had released earlier to demonstrate the Harmony algorithm for planning were too hard to use. Consider that we start off […]

a través de Initial release: Economic Plan Language — Paul Cockshott’s Blog

Washington informa: La Casa Blanca bloquea informes de Inteligencia y análisis que prevén una evolución catastrófica del cambio climatico — Sociología crítica

Véase la noticia original. By Juliet Eilperin , Josh Dawseyand Brady Dennis June 8 at 8:56 AM White House blocked intelligence agency’s written testimony saying climate change could be ‘possibly catastrophic’ Officials sought to excise the State Department’s comments on climate science on the grounds that it did not mesh with the administration’s stance White House officials […]

a través de Washington informa: La Casa Blanca bloquea informes de Inteligencia y análisis que prevén una evolución catastrófica del cambio climatico — Sociología crítica

La crisis ecológica es el síntoma, el capitalismo la enfermedad

La afirmación que da título a este texto parafrasea una analogía que Jorge Riechmann ha empleado en varias ocasiones durante los últimos años [1]. Se trata de un símil médico que nos permite distinguir cuatro dimensiones de la economía política del medioambiente: la etiológica, la nosológica, la yátrica y la terapéutica. En otras palabras, partiendo de esta metáfora organicista podemos formular preguntas acerca de las causas de la enfermedad, sus rasgos distintivos, el agente de los pertinentes cuidados y terapias y, finalmente, el carácter de dichos cuidados y terapias. En las páginas que siguen nos aproximaremos sucesivamente a cada una de estas preguntas.1. Las causas de nuestra enfermedad

Seguir leyendo La crisis ecológica es el síntoma, el capitalismo la enfermedad

El Tajo, un río agredido / José Ángel García Redondo — Sociología crítica

Fuente: Radicales Libres / 18/10/16/ El río Tajo, que tiene el record de longitud de la Península Ibérica, ostenta el dudoso honor de poseer también el record de ser su gran río más degradado, situándose en los primeros puestos de los más transformados, contaminados y en general, castigados por la acción humana de todo el […]

a través de El Tajo, un río agredido / José Ángel García Redondo — Sociología crítica

A agroecologia como antídoto à produção transgênica — Leonardo Boff

O atual sistema politico e econônico parece obedecer à lógica das bactérias dentro de uma “placa de Petri”. Esta é um recipiente achatado de vidro com nutrientes para bactérias. Alguma espécies, quando pressentem que os nutrientes estão prestes a acabar, se multiplicam espantosamente para, em seguida, todas morrerem. Algo parecido, a meu ver, está ocorrendo […]

a través de A agroecologia como antídoto à produção transgênica — Leonardo Boff

Las ciencias naturales son también sociales

Richard Levins

A la memoria de Richard Levins

Julio Muñoz Rubio *

Al conjunto de trágicas noticias que día a día nos caen como baldes de agua helada hemos de añadir la del deceso, ocurrido el martes 19 de enero, del compañero Richard Levins, catedrático de la Universidad Harvard, connotado biomatemático, ecólogo y destacado filósofo de la ciencia y la biología.

La obra de Levins resulta relevante por haber hecho sus contribuciones científicas, desde su juventud, aplicando el método del materialismo dialéctico a los problemas de la biología contemporánea. Me refiero explícitamente al método defendido por Friedrich Engels en su Dialéctica de la naturaleza. Gracias a ello, junto con sus inseparables compañeros Richard Lewontin y Steven Rose, Levins impulsó una profunda reflexión entre los evolucionistas acerca de los equívocos contenidos en ciertos aspectos conservadores del darwinismo y de sus raíces ideológicas en el mundo burgués. Se pronunció en ese sentido contra las concepciones reduccionistas y esencialistas en la ciencia en general y en la biología y la biología evolutiva en particular, que siguen concibiendo erradamente el todo como la suma de las partes y al organismo separado del ambiente. Este reduccionismo asigna a una partícula esencial o molécula maestra el conjunto de características de los seres vivos, lo mismo morfológicas que fisiológicas conductuales o culturales y, en ese sentido, se encuentra muy limitado para abordar los problemas actuales de la biología.

  Seguir leyendo Las ciencias naturales son también sociales

Las ciencias naturales son también sociales

Richard Levins

A la memoria de Richard Levins

Julio Muñoz Rubio *

Al conjunto de trágicas noticias que día a día nos caen como baldes de agua helada hemos de añadir la del deceso, ocurrido el martes 19 de enero, del compañero Richard Levins, catedrático de la Universidad Harvard, connotado biomatemático, ecólogo y destacado filósofo de la ciencia y la biología.

La obra de Levins resulta relevante por haber hecho sus contribuciones científicas, desde su juventud, aplicando el método del materialismo dialéctico a los problemas de la biología contemporánea. Me refiero explícitamente al método defendido por Friedrich Engels en su Dialéctica de la naturaleza. Gracias a ello, junto con sus inseparables compañeros Richard Lewontin y Steven Rose, Levins impulsó una profunda reflexión entre los evolucionistas acerca de los equívocos contenidos en ciertos aspectos conservadores del darwinismo y de sus raíces ideológicas en el mundo burgués. Se pronunció en ese sentido contra las concepciones reduccionistas y esencialistas en la ciencia en general y en la biología y la biología evolutiva en particular, que siguen concibiendo erradamente el todo como la suma de las partes y al organismo separado del ambiente. Este reduccionismo asigna a una partícula esencial o molécula maestra el conjunto de características de los seres vivos, lo mismo morfológicas que fisiológicas conductuales o culturales y, en ese sentido, se encuentra muy limitado para abordar los problemas actuales de la biología.

Levins manifestó la tesis de que el mundo vivo debe ser comprendido como relaciones y totalidades concretas. Junto con Lewontin, publicó en 1985 su obra El biólogo dialéctico, que contiene una compilación de los más importantes textos que hasta ese entonces habían escrito. Allí Levins, contraponiéndose contundentemente a la dialéctica vulgar y de manuales, llevó adelante una defensa esmerada de esta corriente filosófica, tanto como teoría como en su aplicación a los problemas agroecológicos y de los sistemas de salud. La influencia de estos puntos de vista se ha dejado ver en muchas de las manifestaciones de la biología del siglo XXI, que están poniendo contra las cuerdas al ideologizado reduccionismo en la biología.

En una muestra de congruencia indoblegable, Levins manifestó siempre su convicción marxista revolucionaria, la cual mantuvo hasta su último aliento. Esta convicción se vio siempre acompañada por un consecuente compromiso militante. A lo largo de cinco décadas hizo constantes viajes a la Cuba revolucionaria, asesorando e interviniendo directamente en los problemas de la producción agrícola. En plena conflagración bélica, viajó a Vietnam para solidarizarse con la lucha de aquel heroico pueblo contra la intervención estadunidense y rechazó abiertamente ser miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, debido al apoyo que dicha academia había brindado al gobierno de Estados Unidos en aquella intervención bélica; encabezó, junto con Lewontin y Stephen Jay Gould, la oposición a la sociobiología, a la que calificó como una seudociencia al servicio de los intereses imperialistas. Desde los años 70 participó en el consejo editorial de la revista Science for the People, convencido de que la neutralidad en la ciencia es un mito y de que es una actividad política en la que, conscientemente o no, todos los científicos se involucran.

El de Levins es un claro ejemplo de congruencia entre el pensamiento, la palabra y la obra. Nunca se dejó llevar por las tentaciones posmodernas y del poder. No sucumbió a los cantos de sirena del neoliberalismo ni buscó alternativas en las formas suaves o “amigables del capitalismo. Su mundo no fue nunca el de los galardones, los premios y pasarelas. Su ciencia siempre fue una ciencia para el pueblo, como él mismo lo dijo.

Siempre recordaré la visita que en noviembre de 2013 hizo a México y a la UNAM, en la que impartió tres históricas conferencias, la más memorable de todas, en el auditorio Alberto Barajas de la Facultad de Ciencias, llena hasta el tope de cientos de estudiantes y profesores que escuchamos una verdadera obra maestra que, coherentemente, transitó desde la dialéctica y la filosofía de la ciencia hasta la ecología de poblaciones y el llamado al compromiso revolucionario.

Levins escribió:

Los seres humanos observamos el mundo natural como reflejo de la organización social dominante a la realidad de nuestras vidas. Una visión del mundo evolutiva, siendo ésta una teoría de la naturaleza del cambio, sólo congenia realmente con una sociedad revolucionaria.

Su ejemplo es un elocuente y firme mensaje a las nuevas generaciones de científicos y estudiantes en aras de una ciencia comprometida con la justicia, la libertad y la revolución.

* Académico de la UNAM.

Fuente: La Jornada

Dead Labor on a Dead Planet: The Inconvenient Truth of Workers’ Bladders

Kafui Attoh

“Once labor has been embodied in instruments of production and enters the further process of labor to play its role there, it may be called, following Marx, dead labor [. . .].  The ideal toward which capitalism strives is the domination of dead labor over living labor.” — Harry Braverman1

“[T]here are no jobs on a dead planet.” — Bill McKibben2

In a recent essay in New Labor Forum, authors Jeremy Brecher, Ron Blackwell, and Joe Uehlein urge the labor movement to take a more active role in the fight against climate change.3  Many unions, they lament, have been reluctant to engage the issue, and indeed others have actively taken positions at odds with the climate movement’s most basic tenets.  Where unions have been asked to choose between job security and the environment, many have understandably chosen the former.  In this fraught context, the authors argue that unions must not only work to reveal the “jobs versus environment” choice as a false one, but that they must do so by developing a climate protection strategy of their own.  Drawing on the example of World War II and the economic mobilization that surrounded it, they suggest that labor adopt a strategy involving large-scale government investments in sustainable transit, clean energy, and green infrastructure.  Not only would such a strategy put millions of people to work, but it would put them to work on precisely the jobs that matter for mitigating climate change.  In many ways, there is little in this strategy with which to disagree.  For labor, ignoring climate change can no longer be an option.  To quote Bill McKibben: “[T]here are no jobs on a dead planet.”4  At the same time — and especially given the analogy Brecher, Blackwell, and Uehlein attempt to draw between World War II and the climate fight — one cannot help but raise yet an additional question.  That question, which will be the focus of this essay, is on the labor process itself.  Drawing on the ongoing experience of transit workers in California’s East Bay, this essay asks the rather simple question: what might a climate protection strategy modeled on World War II mean for transit workers?

Read more

El cambio climático y la Amazonia: un grito de alarma

 
François Houtart *
En Lima, Naciones Unidas organizó en diciembre de 2014 la última reunión preparatoria a la Conferencia de París sobre el Clima de 2015. Hubo varias referencias a la selva amazónica y también, al margen del encuentro oficial, se organizó un Tribunal de Opinión sobre el Derecho de la Naturaleza, que tocó también el tema.

El problema climático es bastante simple. Al tiempo que las actividades humanas producen más gases de efecto invernadero se destruyen los pozos de carbono, es decir, los lugares naturales de absorción de estos gases: las selvas y los océanos. El resultado es que el planeta no puede regenerase plenamente y que ya necesitamos un planeta y medio para la restauración de la naturaleza, pero tenemos solamente uno.

Tres grandes lugares del mundo tienen reservas forestales importantes reguladoras de los ecosistemas regionales: Asia del sur-este (Malasia e Indonesia), África central (Congo) y la Amazonia. El primero ya ha prácticamente desaparecido: Malasia e Indonesia han destruido más de 80 por ciento de sus selvas originarias para la plantación de palma africana y de eucaliptos. En el Congo, las guerras habían parado la explotación de madera y la extracción minera, pero estas actividades se renovaron durante los 10 últimos años. La Amazonia está en pleno proceso de degradación.

 

Las funciones geológicas de la selva amazónica

Con 4 millones de kilómetros cuadrados en nueve países, almacena un total de 109.660 millones de toneladas de C02, es decir, 50 por ciento del C02 de los bosques tropicales del planeta. Un total de 33 millones de personas viven en esa región, y entre ellas 400 pueblos indígenas.

Un estudio de un científico brasileño, Antonio Donato Nobre, O futuro climático da amazõnia. Relatorio de avaliação científica, describe de manera impresionante las funciones de la selva amazónica. Recogió los estudios hechos en Brasil. La historia geológica de la Amazonia es muy anciana. Se tomaron decenas de millones de años para construir la base de la biodiversidad de la selva, que estableció esta última como máquina de regulación ambiental de alta complejidad. Se trata de un océano verde en relación con el océano gaseoso de la atmósfera (agua, gases, energía) y con el océano azul de los mares, dice el autor.
Seguir leyendo El cambio climático y la Amazonia: un grito de alarma