Archivo de la categoría: Comunismo

“Lenin en 2017, ¿en serio?”

<p>Retrato de Lenin, en el mural <em>El hombre en el cruce de caminos</em> (1934), de Diego Rivera.</p>

Retrato de Lenin, en el mural El hombre en el cruce de caminos (1934), de Diego Rivera.

La revolución rusa sigue mostrándonos los escollos con los que podemos toparnos una y otra vez, y que ilustran los callejones sin salida a los que puede conducir todo proceso de cambio político
Jorge Lago / Jorge Moruno Danzi

¿Qué puede decirnos hoy la revolución de 1917? La izquierda y los liberales coinciden en su comprensión de la revolución rusa pues le dan el mismo sentido aunque desde perspectivas distintas, confundiéndose la reivindicación melancólica de los primeros con la caricatura que hacen los segundos: Lenin embalsamado. Si hoy seguimos hablando de la democracia griega es por el sentido político que nos ha legado y no tanto por su sola dimensión histórica o, dicho de otra forma, lo que interesa es el campo y horizonte que abre y no tanto el modo concreto de su aplicación, donde mujeres y esclavos quedaban, por ejemplo, al margen. Con la revolución rusa ocurre algo similar: si bien resulta imposible explicar y comprender el siglo XX sin su existencia, su legado político nada tiene que ver con los retos concretos y las soluciones que aplicaron sus actores, sino más bien con las motivaciones, las dudas, las contradicciones y el espíritu o el gesto revolucionario que consiguieron desplegar.

Seguir leyendo “Lenin en 2017, ¿en serio?”

Anuncios

El capital habla del capitalismo de hoy

Público.es

En los primeros días de septiembre de 1867, hace ahora 150 años, se publicó el primer volumen de El Capital, la que es para muchos la obra cumbre de Karl Marx (1818-1883). Fue en una modesta tirada de mil ejemplares, pero a pesar de ello contribuyó decisivamente a transformar la forma en la que personas de todo el mundo venían nuestras sociedades.

La idea original de Marx consistía en escribir un conjunto de seis libros, dedicados cada uno de ellos a los siguientes temas: el capital, la propiedad de la tierra, el trabajo asalariado, el Estado, el comercio exterior y el mercado mundial. Sin embargo, la pobreza y las enfermedades (su vida estuvo marcada por los exilios políticos y las carencias materiales y de salud) le retrasaron de tal modo que acabó optando por un proyecto editorial de tres volúmenes. Aun así, sólo publicó en vida el primero. Los volúmenes segundo y tercero, ambos inacabados, fueron editados y publicados por su amigo y camarada Friedrich Engels (1820-1895) a partir de los manuscritos que Marx había estado escribiendo durante los años previos a su muerte.

El Capital es una obra densa y difícil. Leerla y entenderla requiere la dedicación de una ingente cantidad de horas de estudio. Y aunque corre el rumor de que todo comunista dice haberla leído y entendido, es improbable que sea cierto. A su naturaleza de material incompleto hemos de añadir el estilo del autor, que en algunos pasajes es ciertamente oscuro. De hecho, es habitual que los lectores inadvertidos se encuentren decepcionados tras consultar las primeras páginas. En ellas encontramos un alto nivel de abstracción teórica que dificulta mucho la lectura. Por decirlo de una forma breve, El Capital no es el típico libro que se puede leer mientras se va en el autobús. No es el Manifiesto Comunista. En efecto, el Manifiesto, escrito con Engels en 1848, había sido un material propagandístico elaborado para animar a los trabajadores en el contexto de las revoluciones europeas que estaban teniendo lugar entonces. Por el contrario, El Capital obedece a objetivos mucho más complejos y ambiciosos. Se aspira, nada más y nada menos, que a la comprensión exacta del funcionamiento del sistema económico capitalista. Y ello, a juicio de Marx, requería una exposición mucho más justificada y rigurosa. Una exposición que se parecía mucho más a los trabajos de los primeros economistas clásicos, como Adam Smith y David Ricardo, que a los textos publicados hasta entonces por los representantes del socialismo utópico, como Robert Owen o Saint-Simon. Para Marx, El Capital era un misil contra la burguesía precisamente por su capacidad para desvelar y desnudar las formas por las que una parte de la población explotaba a la otra parte. Seguir leyendo El capital habla del capitalismo de hoy

Comment in Press TV News 12-7-2016 on EU’s sanctions on Portugal and Spain — Stavros Mavroudeas Blog

Comment in Press TV News 12-7-2016 on EU’s sanctions on Portugal and Spain The main points of my comment are the following: The imposition of sanctions by the EU on Spain and Portugal for failing to stick to the required economic targets is definitely counterproductive for these countries. It will certainly worsen their already […]

a través de Comment in Press TV News 12-7-2016 on EU’s sanctions on Portugal and Spain — Stavros Mavroudeas Blog

Los nuevos-nuevos movimientos sociales

Raúl Zibechi
En un libro clásico y monumental, Theda Skocpol analiza las tres grandes revoluciones (francesa, rusa y china) desde una mirada centrada en los estados, su desintegración y la reconstrucción posrevolucionaria. En Los estados y las revoluciones sociales (Fondo de Cultura Económica, 1984), pone bajo la lupa cómo los procesos revolucionarios afectaron y modificaron las instituciones. Para quienes nos formamos en Marx, llega a conclusiones incómodas. Seguir leyendo Los nuevos-nuevos movimientos sociales

¿Fue muy exitosa la industrialización soviética? Paul Cockshott tercia en esta polémica aplicando matemáticas

FIGURE 2.2. Inferred growth rates as fraction of WHO standard rates. For the period 1928 to 1939 a scaled version of Allen’s graph for personal consumption over the period
FIGURE 2.2. Inferred growth rates as fraction of WHO standard
rates. For the period 1928 to 1939 a scaled version of Allen’s
graph for personal consumption over the period

En 2003 Robert C. Allen Professor de Historia Economica en la Universidad de Oxford publicó Farm to Factory: A Reinterpretation of the Soviet Industrial Revolution., Princeton, Princeton University Press donde califica la industrialización soviética de muy exitosa, sólo después de la de Japón. Una conclusión semejante no podría dejar de sucitar muchas críticas en estos tiempos en que la ideología capitalista quiere enterrar toda idea de socialismo. Una de ellas es: Wheatcroft, “The first 35 years of soviet living standards: Secular growth and conjunctural crises in a time of famines,” Explorations in Economic History, vol. 46, no. 1, pp. 24–52, 2009. Wheatcrofts utiliza datos nutricionales de la URSS junto con información sobre la evalución de la estatura de los ciudadanos soviéticos para criticar la conclusión de Allen. Paul Cockshott muestra las inconsistencias de los datos nutricionales de Wheatcroft y aplica una técnica matemática a los datos de estatura de los soviéticos para apoyar la conclusión de Allen en “Applying Deconvolution of Russian Adult Heights to Infer Past Nutricional Levels” un artículo de próxima publicación y del cual ponemos a su disposición un borrador que amablemente nos proporcionó el autor.

Farm to Factory: A Reinterpretation of the Soviet Industrial Revolution

Farm_to_Factory
This paper summarizes Robert C. Allen, Farm to Factory: A Reinterpretation of the
Soviet Industrial Revolution., Princeton, Princeton University Press, 2003.
A Reassessment of the Soviet Industrial Revolution
Robert C. Allen, FRSC, FBA, email: bob.allen@nuffield.oxford.ac.uk
Professor of Economic History
Oxford University
Soviet economic performance is usually dismissed as a failure. In contrast, I argue,the Soviet economy performed well. Japan was certainly the most successful developingeconomy of the twentieth century, but the USSR ranked just behind it. This success wouldnot have occurred without the 1917 revolution or the planned development of state ownedindustry. Planning led to high rates of capital  accumulation, rapid GDP growth, and rising per capita consumption even in the 1930s. The  collectivization of agriculture was not necessary for rapid growth–I argue that industrial development would have been almost asfast had the five year plans been carried out within the frame work of the NEP–but it none-the-less nudged up the growth rate.
The rapid growth in per capita income was contingent not just on the rapid expansionof GDP but also on the slow growth of the population. This was primarily due to a rapid fertility transition rather than a rise in mortality from collectivization, political repression, orthe Second World War. Falling birth rates were primarily due to the education and employment of women outside the home. These policies, in turn, were the results ofen lightenment ideology in its communist variant.

Rosa Luxemburg película dirigida por Margarethe von Trotta, 1986

rosaluxemburgposter

La libertad sólo para los partidarios del gobierno, sólo para los miembros de un partido, por numerosos que ellos sean, no es libertad. La libertad es siempre libertad para el que piensa diferente.
Rosa Luxemburgo
Sinopsis: Con gran rigor histórico, narra un retrato de la líder socialista Rosa Luxemburg, desde fines del siglo XIX hasta su muerte en 1919. El guión de cuatro partes y un prólogo presenta a Rosa durante prisión en Wronke, en 1917. La primera parte retrocede a fines del siglo pasado y comienzos del actual. Rosa Luxemburgo se halla al principio de su carrera como periodista de cuestiones políticas y militante del partido socialista. Más que el éxito profesional, desea ser una mujer al lado de Leo Jogiches, su amante y compañero de lucha. Luego de una breve estadía en Varsovia, adonde acude Rosa para prestar su apoyo a la primera Revolución Rusa, se ve detenida y encarcelada por este motivo, hasta que los compañeros del Partido Socialista alemán obtienen su rescate. En 1906, regresa a Berlín. A partir de ese momento, su historia es narrada en forma cronológica hasta su muerte en enero de 1916. Estas informaciones históricas acerca de la revolucionaria Rosa Luxemburgo constituyen una parte importante en el film. Pero igual importancia posee la descripción del mundo de esta mujer.
Datos filmográficos:
Director: Margarethe von Trotta Actores: Barbara Sukowa, Daniel Olbrychski, Otto Sander, Adelheid Arndt, Jürgen Holtz, Doris Schade, Hannes Jaenicke, Jan Biczycki, Karin Baal, Winfried Glatzeder, Regina Lemnitz, Barbara Lass, Dayna Drozdek, Henryk Baranowski, Patrizia Lazreg. Género: Biográfica País: Checoslovaquia, Alemania Oriental. Año: 1986 Idioma: Alemán con subtítulos en Español Incrustados Duración: 114 Minutos