¡Que vivan los estudiantes!…si encuentran cómo


Resultado de imagen para conmemoración 1968 CdMx
Conmemoración del 2-X-1968, 48 años después en la CdMx

 

Alejandro Valle Baeza

El dos de octubre de 2016 se conmemoró el 48 aniversario una de las cruentas matanzas de estudiantes mexicanas y mexicanos efectuada por quien debía protegerlos, el gobierno del país. Hoy, como ha mostrado lo sucedido en Iguala el gobierno todavía mata estudiantes o los desaparece. Pero hay otras agresiones de los capitalistas y del gobierno hacia los jóvenes, muy crueles también: una es ofrecerles un futuro incierto cuando no calamitoso. Desde hace unos años una de las preocupaciones principales o quizás la principal de los estudiantes mexicanos es el encontrar trabajo. No siempre ha sido así. Hubo un tiempo en que el título universitario o politécnico casi era garantía de empleo seguro y bien pagado.  Allá por los años cincuenta del siglo pasado había trabajos abundantes para casi todos los egresados de la educación superior.

Hoy en cambio un alto número de los jóvenes mexicanos están en pésimas condiciones pues como se ha discutido en LaIzquierdadiario el desempleo y los empleos precarios son la regla. Esto es especialmente cierto para los jóvenes de México y del mundo. Una publicación del Banco Mundial decía que en 2010: “En América Latina, los jóvenes que ni estudian ni trabajan son comúnmente llamados ninis. Uno de cada cinco jóvenes del continente, representando más de 20 millones de personas entre 15 y 24 años de edad, vive en estas condiciones. “ [1]Algunos diarios mexicanos difundieron la cifra de 7.5 millones de ninis en México para 2010  calculados a partir de que había en ese aproximadamente 30 millones de jóvenes y considerando 25 por ciento de ninis.[2]

Otro aspecto bien conocido es que el desempleo entre los jóvenes es mayor que el promedio.  La Organización Internacional del Trabajo (OIT)  estimaba que, en 2016, en el mundo la tasa de desempleo será cercana a 6 por ciento para todas las edades y de poco más de 13 por ciento para jóvenes. Con ello habrá 71 millones de jóvenes desempleados, y algo semejante habrá para 2017 por el menor crecimiento de la economía mundial. [3]

El mismo informe de la OIT destaca que un gran número de los jóvenes son pobres uno 156 millones o 37.7 por ciento de los trabajadores jóvenes son pobres extremos o en pobreza moderada (ese porcentaje es 26 para trabajadores de todas las edades). “La mala calidad del empleo sigue afectando a los jóvenes de manera desproporcionada, si bien con diferencias regionales considerables. Por ejemplo, África Subsahariana sigue registrando las tasas más altas del mundo de trabajadores pobres entre los jóvenes, en casi 70 por ciento. Las tasas de trabajadores pobres entre los jóvenes también son elevadas en los Estados Árabes (39 por ciento) y Asia Meridional (49 por ciento).”

Los problemas de empleo juvenil se agudizan durante las crisis, aún en los países de altos ingresos. El ejemplo griego mostrado en la gráfica es muy ilustrativo:

Antes de la crisis iniciada en 2008 la tasa de desempleo juvenil griego casi triplicaba la tasa de desempleo promedio. Durante la crisis aumentó hasta que en el segundo trimestre de este año abarcaba a poco menos de la mitad de todos los trabajadores jóvenes. Una verdadera tragedia que ocurre también en otros países europeos.

Una agrupación española adoptó un nombre elocuente para describir lo que el capitalismo del Siglo XXI hace: “Juventud sin futuro”. Se trata de “un colectivo madrileño nacido poco antes del 15M, que trabaja la temática juvenil desde diferentes perspectivas.” Ahí podemos leer muchas de las esperanzas rotas de los jóvenes, que no eran buenas antes de la crisis y empeoraron con ella.  “Aceptar un trabajo porque ´algo es algo´ describe bien la situación en la que nos encontramos los jóvenes: hemos aprendido a concebir el trabajo como una cuestión de suerte, y no como una cuestión de derechos.”

Muchos jóvenes ya han entendido que el capitalismo es el responsable de sus problemas laborales. Que mientras haya capitalismo habrá desempleo y precariedad, especialmente para los jóvenes.  Para acabar con los desempleados, con los pobres laboriosos y con los trabajos degradantes deberemos abolir el trabajo asalariado.

Los jóvenes si tienen futuro pero deben construirlo: el socialismo democrático. Esos jóvenes constructores de su futuro  son los que trabajan en Laizquierdadiario y en otras agrupaciones, vaya nuestro saludo y agradecimiento para ellos.

[1] Hoyos de, R., Rogers, H. y Székely, M. Ninis en América Latina, Banco Mundial, 2016, p. 1

[2] Las cifras y su significado son criticados  en Negrete P., R. y  Parra L., G.  “Los NiNis en México: una aproximación crítica a su medición”, Realidad Datos Espacio, Vol. 4 Núm. 1 enero-abril 2013,  pp. 90-121. Es una revista publicada por el INEGI.

[3] OIT. Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2016: Tendencias del empleo juvenil

De próxima aparición en la izquierda Diario de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s