Precarización del trabajo y capitalismo del siglo XXI


Alejandro Valle Baeza

Una madre mexicana cabeza de familia compró una casa en Zumpango, en las afueras de la Ciudad de México. Después de que esa casa fue asaltada en dos ocasiones, para su fortuna en su ausencia, y de que ella fue robada en el transporte hacia su trabajo; decidió vivir en un minúsculo departamento. Regreso a la urbe de la que ha poco antes había emigrado. Perdió todo lo que había pagado de la hipoteca de su vivienda y vio esfumarse un sueño.

Como ella millones de mexicanos viven en una pobreza sin esperanza, con trabajos arduos y exiguos salarios.   En muchas ocasiones trabajan estando enfermos pues sus patrones no les permiten faltar por enfermedad: ellos saben que si faltan “demasiado” podrán ser sustituidos fácilmente.

Para muchos trabajadores mexicanos y centroamericanos hubo una válvula de escape: la emigración a los EUA. Hoy esa vía se ha cerrado. Desde el punto más alto en 2007 la inmigración indocumentada en los EUA ha descendido en lugar de aumentar vertiginosamente como en los años previos a la crisis de 2008. En 2014, de los 11.3 millones de indocumentados el 49 por ciento son mexicanos: 5.6 millones. Un millón 300 mil mexicanos regresaron o fueron deportados después del estallido de la crisis.

Indocumentados

Ilustración 1[1]

 

Mexicanos y centroamericanos huyen de la pobreza yendo a los EUA, allá los rechazan ya que también en ese país se ha empobrecido la fuerza de trabajo y escasean los empleos decentes. La crisis estadounidense elevó uno de los indicadores de precariedad del trabajo a cerca del 18 por ciento de la fuerza de trabajo para 2010, a pesar de que, según la narrativa oficial, la recuperación ya estaba en marcha. Los trabajadores desempleados más los que laboran a tiempo parcial contra su voluntad eran casi un quinto de la fuerza laboral.[2] A lo anterior hay que agregar el empobrecimiento ya que la mitad de las familias cuyo jefe tenía menos de 65 años en EUA ganaban hasta 65785 dólares de 2013 al año, en el 2000; para 2013 ese ingreso se había reducido a 58448 dólares.[3] La pobreza entre la población con edades entre 18 y 64 años alcanzó al 13.7 por ciento en 2010, su valor más alto desde 1966.

Otro hecho destacable es que “la tasa de mortalidad para los hombres y mujeres blancos de edades comprendidas entre 45 y los 54 años con educación inferior a la universitaria aumentó notablemente entre 1999 y 2013, muy probablemente debido a problemas con las drogas legales e ilegales, el alcohol y el suicidio, concluyeron investigadores -en una revista científica. Antes de eso, las tasas de mortalidad de ese grupo disminuyeron de manera constante y aceleradamente.”[4] El artículo citado destaca que el fenómeno de aumento en la tasa de mortalidad ocurrió además de EUA sólo en la URSS, tras el derrumbe del socialismo real. La precariedad del trabajo está llevando a una crisis social a los EUA.

La savia del capitalismo es la plusvalía, el trabajo que los capitalistas no pagan a sus trabajadoras y trabajadores es lo que lo mantiene vivo al capital y lo hace crecer. ¿Cómo entonces está dejando sin explotar una masa enorme de trabajadores? Porque como veremos más adelante lo que ocurre en México y en EUA es un fenómeno global. ¿Qué está pasando en el capitalismo del siglo XXI, que en lugar de llevar a los trabajadores al paraíso de la clase media estadounidense; lleva a ésta al infierno laboral de las etapas tempranas del capitalismo? Hablaremos de eso en la próxima columna.

[1] Elaboración propia con datos tomados de Krogstad, J. M. y  Passel, J. S. 5 facts about illegal immigration in the U.S.

PEW Research Center, consultado ago/9/2016 2:11 PM.

 

[2] Chart Book: The Legacy of the Great Recession, Center on Budget and Policy Priorities (CBPP), actualizado el 5/VIII/2016. Consultado 9/VIII/2016

[3] Datos de la gráfica Real median household income, all households and working-age, 1979–2013 (2013 dollars) publicada en http://www.stateofworkingamerica.org/charts/real-median-household-income/ Consultado el 9/VIII/2016.

[4] Lenny Bernstein y Joel Achenbach, “A group of middle-aged whites in the U.S. is dying at a startling rate”, en The Washngton Post, noviembre 2 de 2015.

Publicado en La Izquierda Diario el 10-VIII-2016

Un pensamiento en “Precarización del trabajo y capitalismo del siglo XXI”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s