Chávez: el subversivo mayor


Judith Valencia, 16/07/2015

¿Con qué? ¿Cómo fue que me fui compenetrando al personaje indómito, soldado con ‘el niño adentro’, tremendo, pícaro, responsable y comprometido?

Ese personaje que dice y cumple al día, convocando la consulta a la Constituyente. El que vimos en el deslave de Vargas.  Quien corre el riesgo al firmar las Habilitantes del 2001. Da la cara y anuncia cuando reconoce, entre los personajes de su entorno, a quienes entran en acción golpista.

En toda situación muestra su ritmo, no solo de ‘para ayer’. Muestra un ritmo de estrategia de contraataque.

Ese personaje, sobre quien en un ‘hasta siempre’, escribí: (1)

“…que las generaciones por nacer lo imaginarían invento [por qué] movía las entendederas de todos y de cada quien, al tiempo y ritmo que abría las suyas (…) todo a la vez que hablaba hacia con todos, todo para ayer [por qué] sabía de lo mucho pendiente…De su cuerpo de morral sacaba un librito denso y azul…ni él sabía [más luego sabría] que en realidad como horizonte lo acompañaban las esperar acumuladas de Fidel y las multitudes alertas que lo intuían [por aquel responsable- por- ahora-]…la maña de su ritmo respondía a contraatacar a mayor ritmo que la ofensiva imperial y a los tantos pendientes que impulsaba a la misma vez…”

El CELARG nos convoca con un mandato.

Se trata de conversar sobre: “Hugo Chávez y la revitalización histórica del Socialismo”.

¿Acaso lo revitaliza? Pienso que abre la palabra Socialismo ‘a todo sueño social de emancipación ocurrido en dos milenios’: designa un DEL y no EN.  ‘Socialismo del siglo XXI’.

Antes de cometer cualquier irreverencia, me es obligación – pido que se me escuche a viva voz-; digo y quiero con fuerza, hacer saber del profundo respeto que tuve, tengo y pregono por los combatientes caídos y luchadores vivientes militantes en las luchas de la izquierda por el Socialismo/ siglos XIX y XX.

Hoy/aquí ‘El desafió del tiempo histórico’ nos obliga conversar, atrapados en un particular contexto.

1/

De entrada.

De entre los variados testimonios que dan cuenta de las políticas-teóricas de ‘los marxismos’, anoto algunos (2):

“De 1924 a 1968 el marxismo [no se detuvo, como diría Sartre] avanzó mediante un interminable rodeo lejos de toda práctica política revolucionaria [como lo fue el XIX e inicio del XX] (…) una estalinización de los partidos comunistas/que hizo imposible una genuina labor teórica dentro de la política/(…) sus obras principales fueron creadas en situaciones de aislamiento político y desesperación [de las calles a las Academias]…terror blanco en Hungría…represión del movimiento obrero italiano (…) la Escuela de Francfort [piensa] desde Alemania Occidental y en Norteamérica, tiempos del macartismo (…) [Una] serie ininterrumpida de derrotas políticas tuvo profundos efectos sobre la naturaleza del marxismo de esta época [condujeron] a excluir por principio toda búsqueda original basada en el estado social del país (…) La revolución fue vista más en términos de modelos a aplicar que de ‘caminos nacionales’ a recorrer (…) fue característico de todo un periodo iniciado en el VI  Congreso/1928 concebir a las revoluciones como la aplicación del modelo de los soviets (…)  III Internacional/perspectiva internacional (…) [perdió] el pie en tierra del reconocimiento del terreno nacional…Primera Conferencia Comunista Latinoamericana en Buenos Aires/junio 1929, Buro Sudamericano, burocráticamente organizados e ideológicamente subordinados (…) Las consecuencias de tal estancamiento fue el meditado silencio del marxismo occidental en los campos más importantes: Examen de las leyes económicas del movimiento del capitalismo como modo de producción, el análisis de la maquinaría política del Estado burgués y la estrategia de la lucha de clases necesaria para derribarlo (…) La importante influencia de la escuela de los Annales sobre la producción historiográfica de América Latina se inició aproximadamente en la década de 1961 [Annales/Marc Bloch y Lucien Febvre/1929]”

2/

‘De entrada’ son notas preliminares al debate en este Encuentro. No sin antes decir, que lo tan reciente del paso de Chávez, me obliga pensarlo en ‘condición experimental’.

Son muchos y maravillosos los hilos y colores con que Chávez teje y dibuja la ‘revolución bolivariana construyendo el socialismo del siglo XXI’. Gobierna en misión inverosímil. Ese ‘el subversivo mayor’.

Traigo conmigo, con atrevimiento y respeto, algunos de los ‘estribillos’ (3), que acompañan al militante de la izquierda-por-el-socialismo. Estribillos, que en ‘la Zurda de Chávez’, mutaron de sentido hacia el porvenir del siglo XXI.

Qué decir de:

* El desarrollo de las Fuerzas Productivas. ** Las vías del asalto al poder. *** De la solidaridad y las alianzas internacionales.

Con intención oigo a Chávez:

7 de agosto 2011. “Otro gran acierto: el socialismo. Declarar el socialismo y empezar a abrir el sendero es un gran acierto. Hubiera sido un craso error pretender construir una Venezuela nueva en el marco del capitalismo”. “El 29 de febrero de 2004 declare el carácter antiimperialista(…) A finales de 2004 hable del Socialismo…en Moscú…en Pekín…en enero de 2005, en el Gigantinho/Foro Social Mundial/Porto Alegre declare el carácter socialista de la revolución bolivariana (…) yo fui abriéndome y diciéndolo…abrí el gran debate ‘Socialismo del siglo XXI’…- en la Campaña de 2006- el programa socialista obtuvo 63% votos…es el camino de la dignificación del ser humano, de la sociedad humana (…) es un invento, yo diría incluso de una obra de arte (…) que estamos inventando…supone un proyecto ético y moral que hunde sus raíces en la fusión de los valores y principios de lo más avanzado de la corrientes humanas del socialismo y de la herencia histórica del pensamiento de Simón Bolívar…la suprema felicidad…se centra en la configuración de una conciencia revolucionaria de la necesidad de una nueva moral colectiva…transformación material de la sociedad y el desarrollo de la espiritualidad.” Así hablaba en 2007. “Debemos de producir la síntesis de las experiencias propias y las experiencias ajenas y producir algo nuevo…con una voluntad única (…) La Constitución no habla, lo proclama: un Estado Social de Derecho y de Justicia (…) Hay que abonar la base amorosa”.

Escojo las preguntas, las propias:

¿Cómo convirtió la resistencia en insurgencia? ¿Cómo fue resolviendo ‘el asalto al poder’ cuando el carácter tecnológico de la Guerra-en el XXI- inválida a las fuerzas guerrilleras? ¿Cómo irradiar solidaridad para potenciar la independencia y el respeto irrestricto a la soberanía en alianza con fuerzas internacionales?

3/

La magia del proceso real.

** La resistencia en insurgencia. ¿Cómo fue que la marea de iracundos se fue haciendo roja y devino en multitud de luchadores protagónicos de 1989 al 2004?  Pensamos, que los acontecimientos –el desenvolvimiento de la multitud en las calles- llevaron a Chávez a preguntarse ¿Y, qué son las Fuerzas Productivas del capital y/o del trabajo?

Desde Marx y Engels “El desarrollo de las Fuerzas Productivas del Trabajo y/ del Capital habían de entrar en contradicción con las Relaciones Sociales de Producción. El Proletariado/la mayoría debería asumir la producción y reproducción de la vida”, logrando “derogar el Salario y disolver el Estado”; era 1857.

Cierto, para ese tiempo: Los medios de producción eran de propiedad privada burguesa, pero el control técnico de la producción lo ejercía el obrero/el proletario. El mando y ritmo de la producción estaba en manos del proletariado y sus aliados, la organización y la huelga general eran dispositivos de fuerzas subversivas.

Para finales del XIX –en los Estados Unidos y Alemania- la burguesía industrial comenzó a aplicar innovaciones de hegemonía de control en la organización del Proceso de Trabajo.  Eran los inicios de una revolución científico-técnica, que al tiempo fue expropiando al proletariado de los conocimientos sobre el control del desarrollo de las Fuerzas Productivas.

Al tiempo, en Europa y Japón, los parques industriales destruidos por la acción de la guerra, serán reconstruidos con el ‘Know How’ de la revolución científico-técnica/potenciado por la experiencia militar/; tecnología difundida con la práctica política del Plan Marshall. El proceso iniciado a finales del XIX, encontrara la ocasión tecnológica de engranar las partes del complejo industrial/militar en las reconstrucciones, de la producción y reproducción de la vida de la posguerra.

A través del aparato industrial/militar mundial reconstruido, fluye una tecnología que limita el mando del proletariado, una vez fragmentado/segmentado. Tecnología que se extiende y establece, lo que finalizando el siglo XX, conoceremos como régimen legal de ‘Propiedad Intelectual’: diseño y ritmo – el qué, cómo, dónde, cuándo- de la producción bajo el dominio concertado de la Burguesía financiera-militar internacional.

Siendo así, ’el desafío del tiempo histórico’ nos enfrenta a un Proceso de Producción y Reproducción del Capital con novedosas Relaciones Sociales de Producción elaboradas y convenidas entre las fuerzas que ejercen la hegemonía de las relaciones de poder del imperio unipolar militar/financiero/transnacional. Relaciones que obligan replantearnos las formas de luchas.

Las novedosas relaciones de poder no solo ‘son capital intensivo’/inutilizando a la ‘población en edad de venderse como mercancía fuerza de trabajo’, sino que el trabajador/empleado es pieza, es engranaje de un circuito productivo construido fuera del alcance de su control.

El ‘estribillo’: “El desarrollo de las fuerzas productivas entraran en contradicción con las relaciones de producción” –cierto para 1857- se convierte en incierto para los tiempos que corren. No podemos permanecer a la espera de lo que ya no es.

Para 1969 ,Herbert Marcuse (4) escribio: “Hemos de señalar, ante todo, que las tendencias poststalinistas y antistalinistas no hacen sino prolongar las líneas fundamentales de la política de Stalin durante su última fase (…) Así, la resolución adoptada por el XX Congreso reafirma que la principal tarea económica ‘consiste en alcanzar y sobrepasar la producción per-cápita de los países capitalistas más desarrollados’ [ El programa 1961/1970 URSS ] … el cambio del carácter del trabajo aparece más como resultado del progreso técnico que como consecuencia de un cambio cualitativo en las relaciones de producción mismas (…) la sociedad comunista no aparece esencialmente diferente de la idea de una sociedad técnica muy avanzada en la que una eficacia y productividad abrumadoras llegaran a oscurecer la diferencia entre autonomía y dominación.”

Para Chávez.

La Fuerza Productiva fundamental es la gente desposeída que deambula como inútiles tecnológicos. Los paupérrimos sin derechos ni deberes. Los iracundos del 27 de febrero de 1989. La gente rechazada por el capital por no serle rentable al capitalismo. La gente paciente que nació para vivir/muriendo/sobreviviendo que el –en su piel- la sentía fiel al Comandante del ‘por-ahora’. Marea humana sin oficios ni condiciones para crecer.

“ El pueblo (5) ya no como masa, fue lo que surgió aquí el día 12 y 13 de abril de 2002 (…) envenenada o exaltada sin rumbo fijo, muerta aún con mucha fuerza, pero muerta ya por dentro o signada ya a morir; lo que aquí nació fue la multitud…orgánicamente, unido, enlazado por distintas razones”. Para Chávez, es esa la Fuerza Productiva a dignificar, que le dé sentido a la vida, a las luchas, convertirla en protagónica que ejerza poder, posiciones estratégicas y para lograr…Ha de crecer por dentro para hacerse instrumento de su emancipación.”

Podemos pensar, que en el 2003 cuando la contrarrevolución mostró de lo que era capaz: de sabotear la industria petrolera con tal de salir de Chávez. Fue la ocasión, que puso a Chávez, ante la práctica de inventar ‘el cómo revivir’ el sueño de la dignidad.

Infiero que Chávez, observado la paciencia inerte de la multitud –con Fidel de cómplice- inicia el desbordamiento de la institucionalidad del Estado burgués: Cada semana brinda una Misión. Cada Misión enrola necesitados/deseosos de educación y salud, potencia capacidades de Saber y Trabajo. Se trata de: leer, comer, sanar, trabajar para vivir/viviendo. Transcurre 2004/2005 para en 2006 formular el dispositivo de los Consejos Comunales, como herramienta, como lugar desde donde ir inventando las nuevas Relaciones de Fuerzas [experimentales]; formulas para irle cediendo ‘poder al pueblo’.

De poco a poco, pero sin pausa, experimenta con formas y leyes. Podemos decir que las Misiones cambiaron –a los pobladores- y con ellos la correlación de las fuerzas en la sociedad. Ocupo con Misiones la territorialidad del Estado burgués, permitiendo las condiciones para el crecimiento digno de las Fuerzas Productivas del Trabajo Social. A la población trabajadora la puso lista para protagonizar Asociaciones Productivas Socialistas, a la misma vez que construye culturalmente la felicidad, diseñada con las necedades/deseos y necesidades de la vida humana en comunidad.

Fuerza Productiva  del Trabajo Social que se crece en Misiones, más allá –como cristiano- respeta la espiritualidad y rastrea ritos, mitos, creencias para desdibujar razas, naciones y pueblos =iguala. Filtra prácticas, atrae a los ‘curas de pueblo’, a los Teólogos de la Liberación, incorpora espíritus partidarios sin cúpulas. En abril de 2007 dirá: “Hemos revalorizado la verdadera teoría de Cristo El Redentor, el verdadero cristianismo es liberador/revolucionario (…) Hay que abonar la base espiritual, la base amorosa.”

Gran lección. Chávez, no espero ‘la espoleta de la contradicción’. No pensó las Fuerzas Productivas en términos tecno-productivas, de innovaciones tecnológicas. Pensó, en/desde la humanidad, observo, decidió por poner en condición a la gente para el trabajo liberador, la gente como Fuerza Productiva lista para la creación.

¡Zurdo, más no de izquierda!

** Así mismo. Chávez, militar estratega, estaba en condición de plantearse ¿Cómo ir haciendo comprender –en la práctica- la pérdida temporal del sentido del ‘asalto al poder por la vía armada’ y la importancia de la unión cívico/militar? (6)

Reconoció haber cometido un “grandísimo error” al dejar intacta la cúpula militar respetando la antigüedad. Sabiendo –como sabía- que el ejército en todo Estado burgués, es una herramienta de cohesión social, instrumento de represión, que responde –y para ello se forma y entrena- a la defensa de los intereses de clase de los gobiernos burgueses. Error, que queda a los ojos de todos, desde abril de 2002 a marzo 2003.

Como dispositivo de unión, no le fue suficiente el ‘Proyecto Bolívar 2000’ para forjar al militar/militante. Para un soldado como Chávez, el sin sentido toma cuerpo más que evidente con la arremetida tecnológica de la industria militar, la capacidad intencional de ‘dar muerte’ y la voluntad política criminal del Pentágono y de la OTAN.

Todos a una. El vinculo financiero empresarial en conexión con las relaciones construidas por la expansión del poder militar mundial, ejerciendo todas sus fuerzas contra la humanidad en deseo de emanciparse. Actuando, * A través de los organismos internacionales multilaterales *Conjugando el terror cotidiano al ‘chantaje atómico’ * Valiéndose de la hegemonía informática-comunicacional, haciendo uso del espacio electromagnético.

Un día nos había dicho, entonces supimos, que “comenzó a derribarse el mito de la institución militar cuando los soldados cumplieron la orden y dispararon contra sus hermanos en los barrios”; de allí la unión histórica de los acontecimientos del ‘caracazo’ de 1989, con ‘el por ahora’ de 1992. Sin embargo, el golpe de estado de 2002 le mostro que no le era suficiente ser ‘General en Jefe de la Fuerza Armada’.

En noviembre de 2004, traza los lineamientos de una Nueva Estrategia Militar Nacional. En conocimiento de la posición cultural del soldado y de las técnicas de guerra instruidas en la Escuela de las Américas, se propuso hacer del ejercito un cuerpo social revolucionario/bolivariano, por ello: ‘pone en contacto cotidiano al soldado con su gente’.

Al tiempo que reestructura la organización, fomenta el estudio y establece las bases de la Misión Negro Primero en apoyo a la familia militar. A la vez que estimula en la población el amor por los símbolos de la Patria, por el ejército; formalizando –entre los civiles- los estudios de geografía, de la historia insurgente e impartiendo instrucción pre-militar en las escuelas, estimulando la pertenencia a la Milicia.

La derrota militar, pero, el triunfo político de la rebelión del 92, le permitió proponer y hacer buen uso del arsenal del Proceso Constituyente, dándole protagonismo político al militar activo e incorporándolos en responsabilidades de Gobierno de Estado. La unión cívico-militar es cosecha que fortalece el carácter revolucionario de la ‘fuerza que es mayoría’: el social en armas y el comunal popular; un nuevo tipo de relaciones que busca disolver el Estado burgués por ocupación.

La unión cívico-militar, como ejercito social de ocupación, con conexiones múltiples como tejido de mando de Poder Popular. Mutaciones del entramado social, que dan pruebas de la importancia de conocer el territorio social y espacial para poder ocuparlo y exigir respeto.

** ¿Cómo irradiar solidaridad para potenciar la independencia soberana en unión de fuerzas internacionales convenidas? En el terreno internacional nadaba ‘como pez en el agua’ sin ataduras funcionales. Es atribución del Presidente dirigir las relaciones internacionales.

La línea internacional de ‘la izquierda’ en el siglo XX consistió en: 1.- “profundizar la confrontación inter-imperialista”, posición que quedo en suspenso en los 90’s, ante la transformación en la correlación de fuerzas; con la hegemonía mundial de los Estados Unidos y sus aliados, la disolución de la URSS y la arremetida imperial de ‘política de hechos cumplidos’ contra territorios soberanos, violando permanentemente el Derecho Internacional Público. 2.- Y “apoyando las luchas en el fortalecimiento de las Organizaciones de Trabajadores socialdemócratas/ gremialista/ reivindicativa, acumulando fuerzas”. Política ambigua, cuando de lo que se trata es de unir esfuerzos anticapitalista/contra las políticas imperialistas del capitalismo.

Chávez, se comportó irreverente ante los formas de hacer política internacional, no siguió   las normas establecidas de funcionamiento convencional para establecer los Acuerdos bilaterales y multilaterales. Denunciando los precedentes inconvenientes y sobre todo, zafándose de los que estaban en curso de negociación con carácter confidencial. Los Acuerdos entre gobiernos los comentaba con los pueblos, los enteraba.

Galopa a partir de 2004, en febrero declara el carácter antiimperialista de la Revolución, al tiempo del triunfo en el Referendo Revocatorio comienza “a abrir el sendero” hacia el Socialismo del siglo XXI. En enero 2005, en el Foro Social Mundial/Porto Alegre declara socialista a la revolución bolivariana.

Comienzan los pro y los contra entre: ‘en el’ y ‘del’ siglo XXI. Chávez no se detiene.

A la misma vez, abre otros frentes al debate. El 2005 es año de definiciones, a la vez que de victorias. Con su estilo de mando sorprendía, con transparencia lo reconfiguraba todo. Abría novedosos campos de batalla y dejaba a los jugadores en el otro terreno, les interrumpía las estrategias.

Antes del 2005 había cumplido la osadía de revivir la OPEP, llegó hasta Irak, logro la ‘II Cumbre de la OPEP’, en Caracas/ 2000. Descubriendo ‘lo internacional hemisférico’, en Quebec/Canadá del 20 al 22 de abril de 2001/ III Cumbre de las Américas, firmo con Reservas la Declaración final. En ellas afirmaba el carácter protagónico de la Democracia bolivariana y mostraba el desacuerdo con la firma del ALCA para enero 2005. Con esa ‘reserva’ sembró dudas en los gobiernos y curiosidades en los pueblos.

Argentina estaba en movimiento, Lula asume el gobierno en Brasil, gana el Frente Amplio en Uruguay en esas condiciones llegan a Mar del Plata/5 de noviembre de 2005 a la IV Cumbre. Ocasión para golpear a Bush y congelar el ALCA/Área de libre comercio de las Américas. Al estilo Chávez, los vimos por TELESUR en la Cumbre de los Pueblos, se difunde el triunfo.

A la misma vez –claves en el método Chávez- el ritmo y lo simultaneo. El ALBA venía haciendo lo suyo. El cuerpo del Convenio Cuba-Venezuela/2000, echo a andar en abril 2005, como piso del ALBA impulsando una relación de fuerza de contagio multilateral al acoger los principios de Solidaridad, respeto irrestricto a la Soberanía, complementariedad productiva e intercambio compensado.

Coincide con el ALBA la aparición de PETROCARIBE/junio 2005, “como órgano habilitador de políticas y planes estratégicos”. El petróleo venezolano surca las aguas del Caribe, nunca antes. Chávez convierte el petróleo en arma de unión.

Como si fuera poco, en Brasilia/septiembre de 2005. Una de las mayores irreverencias consistió en echar por tierra ‘la Agenda Cardoso/2000’, que se mantenía en negociación. En pleno debate entre presidentes, se pregunta: ¿Cómo es eso de CSN [Comunidad sudamericana de Naciones]? Suena a CNN. ¿Y por qué no Unión de Naciones del Sur/UNASUR? El nombre nombra y no es cualquier cosa.

El debate durará todo el 2006, con una aprobación general en Cochabamba/6 de diciembre de 2006; las dimensiones innovadoras del Tratado darán señales por el tiempo transcurrido para su aprobación definitiva, no será hasta mayo de 2008 que el Tratado fundacional logre su aprobación. Chávez, -pico adelante- echo a andar a UNASUR el 17 de abril de 2007 queda instalado el Consejo de Energía de UNASUR en Margarita/Venezuela. Cumpliendo la responsabilidad que le fuera otorgado en Cochabamba/Bolivia.

Entre los años 2007/2012 consolida la ‘soberanía petrolera’: disuelve las condiciones de la ‘Apertura Petrolera’/1992. Diseñara una política petrolera en sintonía con la voluntad estratégica, de unir esfuerzos en la construcción de un Mundo Multicentrico/Multipolar. Le arranca la Faja petrolera del Orinoco al Cartel privado transnacional.

Los aquí presente [los que esto leen] podrían preguntarse ¿Y qué tiene que ver todo esto con el tema del Socialismo bolivariano del siglo XXI?

Así como: “El vivo, efectivo y pleno ejercicio del poder popular protagónico, es insustituible condición de posibilidad para el Socialismo bolivariano del Siglo XXI”; el contexto internacional blinda el hacer interior. ¿Cuál es el contexto nuestro-americano y mundial en el que le estamos dando vida al socialismo del siglo XXI? Oigamos a Chávez/2012:

“Hay un signo alentador ha comenzado a sentar sus bases un sistema internacional multipolar”

La fortaleza criminal desplegada por el Imperio exige que continuemos conectados al estilo, con la audacia del ritmo del ‘Método Chávez’ y sosteniendo los principios básicos de su política internacional: solidaridad, respeto irrestricto a la soberanía/al territorio, complementariedad productiva, intercambio compensado. De ser así, lograremos mantener ‘en el tiempo’, la prodigiosa acción política de haber transformado/potenciado una insurgente correlación de fuerzas nacionales y regionales, apoyadas por gobiernos de territorios lejanos.

No se trata de impulsar la confrontación “entre aliados en competencia”. La zurda de Chávez dejo trazado un diagrama estratégico que involucra a la revolución bolivariana. La acción inteligente debe cuidar de no caer en las emboscadas que traza el enemigo/siempre allí.

Concluyo

Chávez, el subversivo mayor. Se mimetizo en el enjambre y se propuso desatar los nudos. Dejo libre los cabos de todos los nudos, que el tiempo de vida le permitió desatar y nos los mostro al descubierto con misión al mando. ¡Zurdo más no de izquierda!

CELARG, 3/4 de mayo 2015

Judith Valencia, Profesora Titular de la Universidad Central de Venezuela

Notas

(1) Judith Valencia. “Misión Insólita” Encartado en el Correo del Orinoco. Caracas, 28 de julio 1913.

(2) José Aricó. “Mariategui y los orígenes de los marxismos latinoamericanos” P y P N° 60/ 1978.                                             Perry Anderson. “Consideraciones sobre el marxismo occidental” Siglo XXI/1979.  Sergio Bagú “Economía de la sociedad colonial. Ensayo de historia comparada de América Latina” Posfacio. Grijalbo/1992.

(3) Estribillos. Palabra que alguna persona emplea por habitó vicioso con demasiado frecuencia.

(4) Herbert Marcuse “El Marxismo Soviético” Alianza Editorial/1969.

(5) Hugo Chávez/19 de abril de 2007, reflexiona con la tesis de Elías Canetti: masas y multitud.

(6) Instituto Marx-Engels-Lenin/Moscú “La lucha de Guerrillas a la luz de los clásicos del Marxismo-Leninismo” Recopilación Editorial Domingo Fuentes/Caracas.

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/171149

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s