“Confesiones de un marxista errático”: Yanis Varoufakis


Cuando hice mi tesis doctoral, conscientemente elegí concentrarme en un método, conforme al cual no sólo andaba Marx lisa y llanamente errado, sino que era irrelevante. Cuando conseguí mi primer puesto como lector en teoría económica en Gran Bretaña, el contrato implícito entre mi universidad y yo era que el tipo de teoría económica que enseñaría a nuestros estudiantes estaría tan alejado del marxismo como fuera humanamente posible. Cuando me trasladé a Australia en 1988, y sin yo saberlo, fui reclutado por el sector derechista del Departamento de Teoría Económica de la Universidad de Sidney, a fin de cerrarle el paso a otro candidato, cuyo director de tesis tenía (¡fundadisima!) fama de ser un peligroso marxista. Luego me traslade a Grecia, en donde, de la forma más insensata, llegué a ser, más o menos oficialmente, asesor de George Papandreu, el hombre cuyo gobierno habría de ser el intermediario en la…

Ver la entrada original 518 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s